17 August 2013

Mi Diosa Yasuní

Category: Mi País

¿Dónde se ha visto que una Diosa sea ultrajada por una simple raza terrestre? Ohhh…. si… mejor dicho, se ve todos los días, porque la ambición la arrasa todo el tiempo y en todas partes del mundo…

 

La Diosa Yasuní se fragmentó en mil pedazos durante años, finalmente sin lograr persuadir al hombre de su voraz ambición se acurrucó en un pequeño paraíso del mundo, en el Ecuador, donde sus brazos se abrieron en una “C” revertida, como quien diera la espalda a su agresor pensó que abrazando a un país de poca importancia internacional estaría salvaguardándose de quienes quieren hurtarle sus riquezas, desangrarle el cuerpo y asesinarle a sus hijos….

Las lágrimas me brotan de imaginarla en su triste situación…



Ella, nuestra Diosa Yasuní, que carga en su inmenso Ser toneladas de pleistoceno; Ella, que desde hace más dos y medio millones de años ha albergado en su placenta a cientos de especies para parirlas en las tierras de la amazonía ecuatoriana…   Ella, que es la portadora de un ADN sin cédula de identidad y la eterna enamorada de los ríos Napo y Curaray está lamentándose desde que alguien la llamó… biodiversa, reserva, pulmones del  mundo, parque nacional… porque dejó de pasar desapercibida.

 

La Diosa Yasuní no necesitaba más contemplación que la de los Huaorani, porque sus ojos miran como ella, sus corazones sienten como ella, porque su existencia le recuerda a cuando la humanidad estaba en pañales… no eran un riesgo sino apenas niños que jugaban en su frondosa figura, aprendiendo con el día a día… no a triturar sus entrañas, sino a vivirse de su energía y belleza, con las destrezas que los humanos ya “desarrollados” han olvidado porque el cemento les ha enfriado su espíritu.

 

Y ahora, vamos camino a olvidar lo que huele la selva…

 

Ohhh….. ¡mi Diosa Yasuní! ¡te acorralaron! Ahora cientos de ratas insensibles irán a desmembrarte, dicen que es “solo el 1%”…   Ya quisiera ver si existe algún valiente que se deje talar “solo” el 1% del cuerpo, o que le quiten un brazo… total le queda otro brazo, que le quiten una pierna… total le queda otra pierna, que le quiten un pulmón… total le queda otro pulmón…  El 1% es la gangrena que te irá restando los miembros hasta que no valgas para nada y que no valgas para nada es triste, pero poco importa si poco te importa que tus hijos, los hijos de tus hijos, los hijos de los hijos de tus hijos no tengan un mundo para respirar…

 

Fue más utopía que realidad, pero noble la intención de nuestro Presidente Rafael Correa, como el padre de nuestra Patria, como el guardián de las más de 3000 especies de flora y de los cientos de animales silvestres, el lograr la “sensibilidad” ante los países del planeta Tierra para conservar tremendo tesoro, con el propósito de preservar la vida del mundo de hoy que es lo mismo que garantizar nuestra salud en el futuro…

 

No va a alcanzar la eternidad para el arrepentimiento de aquellos que en el 2013 no quisieron apoyar el único proyecto sugerido en el mundo a favor de la Naturaleza, ya sea porque en sus escritorios no hubo espacio o porque el proyecto nació en la cabeza de un indomable gobernante del Ecuador (¡y a mucho honra!), tampoco habrá esperanzas ni retorno, cuando el mismo hijo del presidente de algún país del “primer mundo” deseara poder recuperarse en un rincón natural, éste ya no existirá, para sanar sus pulmones afectados de tanto “desarrollo”…

 

Y es que ni propios ni extraños tenemos idea de la gigantesca farmacéutica natural que tenemos gracias al sabio trabajo milenario de nuestra Diosa Yasuní, lo cual nos hace inconcientes acerca de nuestra misión de seres inteligentes de preservar la flora, de cuidar el hábitat de nuestros hermanos de la selva, de respetar la hermosa existencia de los animales…

 

Ohhh… ¡por Dios! Se me cae el corazón al piso de ser testigo de tanta crueldad…  Nada puedo hacer con mi inconformidad, ni las protestas me sirven, pero quiero que sepas tú, tú, tú y tú… todos ustedes que no movieron un dedo por defender esta causa y los que se enriquecerán con la explotación de MI territorio… que están destruyendo MI mundo, que no les he dado permiso para meter sus narices en MI propiedad, que es cierto que no puedo impedirlo… no lo puede Dios, no lo puede mi Presidente… ¡peor voy a poder yo! pero si puedo darte por firmado que el karma que te estás cargando lo pagarán tus hijos en éste planeta o donde quiera que vayan a nacer.

 

Mi Diosa Yasuní está triste pero apenas se perturba porque su dignidad es divina, como un Cristo redimirá las culpas indirectas de quienes la amamos con un sacrificio que le costará su existencia física, pero su espíritu siempre estará con nosotros…  Riéndose de verte empedernido talando sus árboles… pues tu maquinaria no puede matar su alma; moverá su cabeza de lado y lado compadeciéndote por tu propio suicidio; se desperezará para emprender la vida en algún otro lugar donde se encuentre la “tierra prometida”, que no ha de ser en este mundo… porque aquí las promesas no se cumplen…

 

 

La Qka

Tu alma de guerrera contiene la rudeza
de quien cae, levanta, cae y vuelve a levantar…
Eres la heroína de la vida,
Allí donde tus luchas te dan la gloria,
aunque venzas, aunque pierdas,
en la realización de tus sueños está la Real Victoria.
Tu figura femenina es todo un enigma,
en aquel mundo masculino donde se van de bruces…
más, tú te luces,
mujer que besa el cielo, mujer que besa el piso,
mujer que empuña el arte cual acróbata de rizo.

Los Guantes de Qka
2.png7.png7.png4.png2.png3.png
Hoy26
Ayer86
Esta semana395

Friday, 24 May 2019