16 June 2013

Sutil mandada a la Mierda

Category: Feminismo

¿Quién eres tú para decirme….?


Ah, si, claro, fuiste uno de aquellos que quieren certificado de propiedad sobre mi persona, de los que se beben un vaso de agua sin ninguna filosofía, de los que tratan a una mujer como a ramera, lejos de imaginar que es un adjetivo de gloria personal para una Hombreriega.

De los que pretenden frustrar mi historia personal anteponiéndome la agresividad en la cara, de los que se jactan por haberme dejado huellas de dolor en la piel…


Pero las heridas se van curando, querido, ya no eres más que el “Ex”, mi memoria te ha marchitado… ya no te recuerdo, no te amo ni te odio y he aquí el verdadero dilema tuyo…  y es que me eres indiferente y eso te atormenta…


Tú tienes tu mujer, pero no resistes la idea de que yo ya no te pertenezca, te fulminas al imaginarme tendida ante el placer de otro hombre; tienes quien te ame y te soporte, pero no dejas de borbotarte en mi vida como el demonio que se borbota en agua bendita cuando me vigilas…

Tu alma se retuerce más cuando evocas el amor que te tuve, te arruinas la felicidad arrepintiéndote de haber perdido una oportunidad y no conforme con eso te empeñas en arruinar la mía…


Cuando hoy, soy una mujer libre, soy la amante de la vida, me siento bella me siento viva, y aún cuando tus demonios me persigan… no vas a alcanzarme nunca; porque estoy sumergida en un aprendizaje profundo… en el cual me siento enamorada cuando enamoro, ensalzada cuando ensalzo,  extasiada de placer cuando entrego, cuando doy y recibo…  percibiendo el amor de muchas fuentes, con olores distintos, con anatomías distintas, con bocas distintas… el amor se manifiesta de muchas maneras y yo las quiero vivir todas… porque estoy amando al ser humano.


Soy aquella a la que no quisiste hacerle el amor porque ya tenías tu amante, ahora yo soy la amante pero no como tú ni como las que tuviste, porque yo no traiciono…


Soy leal conmigo misma, porque sé cuánto puedo o cuánto no puedo, yo no ofrezco amores eternos, y quien quiera que me tome sabrá que no es para siempre…


Pero tú… eres peor de lo que te asusta el concepto de ramera, porque al menos la ramera… no engaña.

 


La Qka

Tu alma de guerrera contiene la rudeza
de quien cae, levanta, cae y vuelve a levantar…
Eres la heroína de la vida,
Allí donde tus luchas te dan la gloria,
aunque venzas, aunque pierdas,
en la realización de tus sueños está la Real Victoria.
Tu figura femenina es todo un enigma,
en aquel mundo masculino donde se van de bruces…
más, tú te luces,
mujer que besa el cielo, mujer que besa el piso,
mujer que empuña el arte cual acróbata de rizo.

Los Guantes de Qka
2.png8.png5.png9.png8.png8.png
Hoy20
Ayer96
Esta semana409

Friday, 23 August 2019