28 April 2013

"Mujer tenías que ser"

Category: Feminismo

Me deslizaba entre las carrocerías de los vehículos en la Av. de Los Shyris, buscando los espacios perfectos para maniobrar mi pequeña moto y continuar mi camino sin tener que lidiar mucho con tremendo tráfico.

Vestida con ropa floja, escondiendo bajo la ropa la sensualidad de mis caderas de mujer; puesta un par de guantes que protegen del sol y que no dejan ver el auto manicure que me hice ayer; llevando los cabellos entregados a los peores peinados que el casco obliga a lucir; con mi rostro medio enmascarado, cubriendo las sonrisas o las malas palabras por los actos que la gente me provoca decir… aunque no me escuchen…

 

Laborando, como solo alguien con agallas puede hacerlo, en una de las profesiones originalmente destinada para varones y que yo ejerzo gracias a un Jefe que espera resultados antes de conceptuarse en machista.


Nadie reconoce que los encantos de una dama se movilizan en todo su conjunto de la forma mejor camuflada, por eso cuando esperaba el semáforo un hombre que conducía un Kia Picanto se puso a mi lado luego de insultar a la conductora del  Grand Vitara que estaba tras mío y me miró como si buscara bajo mi atuendo de motociclista la aprobación de otro hombre con su consiguiente comentario: “Mujer tenía que ser”


Sin pensar la respuesta más adecuada, solo alcé la mica de mi casco, bajé mi máscara hasta el cuello y le dije:


-  ¡Como mujer tenía que ser tu madre sino quién te hubiera parido pedazo de pendejo!


El hombre de aproximadamente 35 años se exaltó con mis palabras pero como cambió el semáforo piqué mi acelerador y me escurrí entre otro gran grupo de automotores trabados en la Av. Eloy Alfaro, dejando lejos a ese Kía Picanto que intentó hacerme bronca pero no pudo con el poder disuasivo de mi Yamaha Cripton.


¡Pues si que he cambiado! En aquellos años cuando yo era machista hubiese respondido con un meneo de cabeza que el hombre tenía razón, pero es que entonces no comprendía que manejar mal era exclusividad de ellos….


“Mujer tenía que ser”…. Como si a nosotras no se nos permitiera un margen de error, como si nos hicieran el favor de “darnos permiso” de salir de la cocina a la calle con nuestros vehículos, como si nosotras no dotáramos de habilidades que puedan disminuirlos a ellos… y por eso protegen su estúpido machismo con la típica frase: “Mujer tenía que ser”


No es una novedad, porque oraciones semejantes ya viene carcomiendo mi cerebro desde la infancia cuando escuchaba decir a mi padre en sus peores enojos…. “Te pareces a tu madre”


Miraba a esa hermosa mujer de armas tomar que es mi madre, poner en su sitio a cualquier varón que quisiera sobrepasarse en cualquier aspecto, claro, ella exageraba un poco, pero eso de “Te pareces a tu madre” llegó a ser para mí un verdadero halago más que un insulto y con el tiempo me di cuenta que esta es una de las ironías de la vida…. Pues sencillamente mi precioso Padre no puede vivir sin mi Madre ni un solo día.


Al fin y al cabo, los enojos hacen decir tonterías.


A mis 8 años, para desgracia de los niños del barrio yo andaba tras de ellos, subiendo, bajando, trepando, cayendo… jugando a sus brusquedades sin más ni más, obviamente que me gané la fama de ser “marimacho” pero cualquiera que se creía bien macho tenía que vencerme la trompeada, cosa que jamás pasó….

Hummm... Ahora que lo pienso… no sé si gané las luchas por mis propios méritos o si los niños respetaban mi "ser mujer"…  Lo pienso ahora porque a mi hijo le tengo dicho que en el último de los recursos no le toca más que remangarse el suéter y darse antes de perder la dignidad, pero, si se trata de una niñA…. lo que ha de hacer es salir corriendo, porque a las niñas no se les topa ni con el pétalo de una rosa.


-          Mami, pero si salgo corriendo me van a llamar GALLINA – Me refutó el niño


-          Hijo mío, que eso no te preocupe, porque GALLINA es quien se cree valiente por golpear a una mujer.


Así que quizás algunas de las mamás les debieron dar consejos parecidos y por eso siempre fui vencedora en las luchas y en las hazañas solo para varones, pero desde la única vez que me hicieron correr ya no me vieron más…


¿Qué cómo me hicieron correr? Pues ya había cumplido 12 años y estaba claro para todos que el parque de la Jipijapa era MÍO, sin embargo llegó un vecinito nuevo que quizás quiso mostrar su fortaleza conmigo pero lo hizo de otra manera…

Sucedió que alguna vez me observó luchar y se acercó, era un niño algo mayor que yo, pelirojo y con las pecas de las cuales los demás se burlaban sin que a él pareciera importarle, me tomó de las manos y me dijo:


-          ¿Sabías que eres muy bonita?


-          Bonitas son las niñas flojas – Le respondí


-          Flojas son las niñas que no saben acariciar – Me dijo, al mismo tiempo que suavemente llevó mis manos a sus mejillas enseñándome a acariciar…


Aleccionándome no sólo en el tema de la desmedida competencia de ser mejor que un niño, sino también sembrando en mi corazón la alegría de que no todos los hombres son iguales, había entonces excepciones a la regla y cada vez hay más varones que valoran una mujer como tal, pero ante ese pequeño caballero que me elevó por primera vez al nivel de una dama, no pude más que dar media vuelta y correr a mi casa; no volví al parque, además se me facilitó la renuncia por el hecho de que mi familia había decidido mudarse y así lo hicimos, dejando atrás aquellos hermosos años de matriarcado infantil para llegar a un nuevo barrio donde me convertiría en la Mujer que soñaba con los príncipes azules…


No obstante, surgieron otras frasecitas que me sacaban de quicio, por ejemplo:


“Eres mía”
¿Eres mía?……….. ¡Ni el perro es tuyo!


Somos novios no puedes salir con tus amigos
¿No puedo salir con mis amigos?…………… ¿y tú sí al futbol?


Todas las mujeres son putas
¿Putas?……………….. ¡Sí! ¡y a mucha honra, menos para tí!


Las mujeres tienen que cocinar
¡Vaya! ¡que te cocine tu abuela, mejor dicho tu abuelo!


Si nos casamos no tendrás que trabajar
¿Y que tú pagarás mis toallas sanitarias?


Que si yo te mantengo respetas las reglas de esta casa
Ve tú en qué casa mandas, porque YO mando en la mía

 

¿En quién estás pensando para escribir tus cochinadas?
En Ricky Martin, Luis Miguel, New kids on the block y en tu primo…….. ¿y qué?


En fin, de todas maneras caí en tentación de hacer un hogar con el hombre que amaba, un príncipe azul excepcional, pero que ni por asomo hubiese podido aguantar más de 9 años con esta mujer que soy, perfecta o imperfecta pero esta soy YO…

 


La Qka

Tu alma de guerrera contiene la rudeza
de quien cae, levanta, cae y vuelve a levantar…
Eres la heroína de la vida,
Allí donde tus luchas te dan la gloria,
aunque venzas, aunque pierdas,
en la realización de tus sueños está la Real Victoria.
Tu figura femenina es todo un enigma,
en aquel mundo masculino donde se van de bruces…
más, tú te luces,
mujer que besa el cielo, mujer que besa el piso,
mujer que empuña el arte cual acróbata de rizo.

Los Guantes de Qka
2.png8.png5.png9.png8.png8.png
Hoy20
Ayer96
Esta semana409

Friday, 23 August 2019