22 November 2012

Estragos de una borrachera

Category: Feminismo

¿Qué fue eso?
Al despertar me encontré en cama ajena, abrazada de mi bota y con toda mi ropa de cintura para abajo en el suelo…. y un dolor de cabeza…. llamado “chuchaqui” que para qué les cuento…
Lo que hacen los tragos…. estragos de todo tipo….

La hermosa luz del día torturaba mis ojos, el zumbido en los oídos como herencia de una noche de divertidos ruidos, el pudor derramado por el suelo… como si fuese cualquier cosa… y mi sensible mujer destruida por los recuerdos mareados de un amante formal que me abandonó y del otro a quien permití abusar de mis acontecimientos personales..

 Y por cierto con la conciencia apachurrada en la sobriedad del nuevo día por haberme bebido desmedidamente el dolor en solo una noche…  ¡como si tuviera 20 años! ¡qué vergüenza!

 

La memoria es la peor de todas… envidiando a aquellos cuya casetera mental se le borra y luego no se acuerdan de nada; pero la mía está más clara que una película…
Recuerdo haber entrado del brazo de Pablo a la discoteca, entaconada y vaporosa, portando un corazón enamorado y escondido bajo un brasier de sensuales encajes que cumplirían su cometido cuando “mi amor” pudiese embeberse en ellos en aquella hostal… en aquella habitación que nos encanta…

Memoria, maldita memoria…

Que me trae el aroma de su perfume, de su piel, de su aliento, de su encanto varonil…
De su cuerpo bamboleándose al ritmo de “la salsa” a la vez que contagia al mío de sus sensuales movimientos… hasta que…

Hasta que asomó una “ex”, al verla, Pablo cambió de actitud, como si se le hubiese encendido “ON” en la bragueta se dirigió a ella, a quien le refirió las sutilezas que eran para mí, el encanto suyo que era para mí, la seducción que era para mí… terminando yo misma de ser testigo del final de un amor que ilusamente creí que era mío…
Memoria, bórrate hasta que pase el dolor…

Toda bonita por fuera y sexy por dentro mejor fui a recoger mi chaqueta y me fui, dejando a la feliz pareja que se vivan en el re-encuentro.
Caminé 2 cuadras y entré a otro bar, ¡me lo quería beber todo!… y creo que así lo hice…
Como es obvio, nunca falta un “campeón” que se aproxime a una linda mujer solitaria y que la macere con algo de alcohol para su instintivo objetivo; y como es obvio, yo no estaba con ánimos de impedirlo…
Memoria, bórrate hasta que pase el despecho…

De modo que me bebí el bar, perdí noción del tiempo y bailé hasta que nos echaron del sitio; agarrada del brazo de un completo desconocido me dejé llevar…
Y sí que me dejé llevar…  pero cuando llegamos a algún motel de la ciudad solo me provocaba dormir, claro, eran las 3 de la mañana y había bebido tanto que simplemente ni el sexo me importaba más que dormir…

Pero....

Pero pasó, pasó como cuando uno se desocupa en el baño… aunque no puedes tirar de la cadena; pasó como cuando uno se masturba sobre una muñeca…
Pasó como pasa con los perros cuando huele el celo de la hembra; pasó como pasa el hambre apenas te hayas consolado el estómago con un par de galletas…
Pasó como si no pasara nada, como si tener sexo fuera actualmente tan poco relevante; solo le puede pasar esto a una mujer estúpida que busca consuelo en el lugar equivocado, como solo le puede pasar a un hombre incapaz de satisfacer a una mujer que prefiere hacérselo en plena borrachera para que no se le exija un mejor rendimiento…
Memoria, bórrate hasta que me pase la sensación de haber sido usada…

 

Y finalmente perdí un gran día de mi vida reponiéndome de un chuchaqui terrible y de ese gélido frío que sentí en todo mi ser a pesar de haber sido desnudada solo de la cintura para abajo…
Memoria, bórrate hasta que me pase la vergüenza…

 

De modo que, mejor besé mi bota y seguí durmiendo…  Luego de hoy, mañana será otro día y en mi renacimiento no estará Pablo, ni el desconocido, ¡ni nadie carajo! ¡nadie que no sienta el sexo como yo, nadie que no sienta el amor como yo!

Y por cierto Memoria, ¡no te borres! Recuérdame siempre esas cosas que no tengo que volver a repetir…

 

La Qka

Tu alma de guerrera contiene la rudeza
de quien cae, levanta, cae y vuelve a levantar…
Eres la heroína de la vida,
Allí donde tus luchas te dan la gloria,
aunque venzas, aunque pierdas,
en la realización de tus sueños está la Real Victoria.
Tu figura femenina es todo un enigma,
en aquel mundo masculino donde se van de bruces…
más, tú te luces,
mujer que besa el cielo, mujer que besa el piso,
mujer que empuña el arte cual acróbata de rizo.

Los Guantes de Qka
3.png1.png8.png3.png9.png5.png
Hoy35
Ayer142
Esta semana623

Friday, 03 April 2020