19 February 2016

MIS AMIGOS CON DERECHOS

Category: Feminismo

 

Hace muchos años atrás ya escuché aquello de “Amigos con derecho”, para entonces no lo comprendía del modo que ahora; tener sexo era tan pero tan difícil con los amigos porque nunca faltaba algún “caballero”, quién, como si se tratase de un trofeo ganado en una maratón, lo gritara a todo pulmón…  Y una, tan poco acostumbradita al escándalo, pues tocaba mejor encerrarse en casa y no salir por mínimo toda la eternidad debido a la vergüenza que eso implicaba.

 

 

¡Caray! ¡Pero qué boberías eran esas!  De todas maneras, como mi personalidad apática y antisocial no ayudaba demasiado a que me inclinara rapidito en la cama de alguien, pues me salvé bastante.  Y si tenía sexo no me avergonzaba ¡en absoluto!, por fortuna creo que la mayoría han sido caballeros sin memoria, muy apreciable por cierto, sin embargo, desde antaño me importaba un reverendo rábano lo que pudiera decirse de mí.

 

La mala o buena fama se la debo más bien a las cositas cochinas que escribo, eso si alborotó a los más allegados que lo pillaban en mis diarios, como a mi madre, que preocupada me llevó al ginecólogo para saber si yo aún era virgen a los 18 años, pues claro que lo era, no por voluntad propia (lo confieso), sino porque mi primer enamorado y yo no pudimos completar nuestro cometido, encontramos la divina apertura, le hicimos la lucha, pero nada que pudo entrar.

 

La virginidad me duró hasta los 20, cuando en una noche de Marzo, entre los primeros tragos de mi vida y el segundo enamorado, perdí la virginidad hasta por las orejas…  No puedo decir que fue la mejor ocasión para perder la virginidad pues me hubiese gustado estar en todos mis sentidos, tampoco hubo una cursi sábana con pétalos de rosas rojas, pero aquella cama recibió mis primeras impresiones sexuales con pintas de sangre, de esa sangre que no terminó de bajar por 3 días enteros, hasta pensé que se me había roto algo más que la virginidad.

 

Jamás me importó qué pudiera decirse de mí, más bien rabiaba por no tener la experiencia sexual para satisfacer a un hombre, en todo caso, llegaron algunos otros a probar la frigidez de la cual creía que padecía y sintiendo una frustración terrible por no saber ni cómo se sentía un orgasmo.

 

Bueno, no solo que me faltaba experiencia aún a los 25 años, sino que mi mente estaba llenita de enseñanzas tradicionales, que aunque las iba rebatiendo en mis relatos eróticos, siempre influían en mi comportamiento íntimo…  Pasarían muchos años más para deshacerme de tanta basura mental y lograr - gracias a esos hombres irrespetuosos de mi  “no”- a disfrutar de la sexualidad como la disfruto ahora.

 

Pero qué decir de los “Amigos con derecho” de entonces, pues nada, pues solo que se quedaron con las ganas…  Excepto algunito que me salió con  “solo la puntita” y resulta que era mentira ¡una vil mentira!; como eso de “si el mío es chiquito, no te va a doler”, mentira y más mentiras… chiquito lo ves pero con par besitos crece descomunalmente…  Y etc. etc. etc…

 

En cambio ahora, las mentiras se dicen como verdades implícitas, palabras sobrentendidas, como por ejemplo…  “Te  invito a un café” “Veamos una película” “Estás tan tensa, te doy un masaje” y etc. etc. etc…  Mentiras que a la final son artes de seducción y que para una magister en varones como yo no es otra cosa que “Quiero sexo contigo”, a lo que respondemos según nuestros días y necesidades con un guiño de ojo para un SI o un “no me apetece el sexo, gracias” para un NO y listo.

 

Pero los “Amigos con derecho” ya han superado eso de “solo la puntita” o “te invito a un café”, es tan simple como mirar qué trae bajo el brazo…  si es una media de alguna bebida significa que va a haber diversión; que si trae un paquete de condones… ¡Vale, a la cama que estamos perdiendo el tiempo!; o si asoma con su esposa o nuestro amigo en común y el ambiente se calienta con sus miradas…  Mmm…  mejor me relajo y disfruto…

 

En fin…  Este tema va porque conversando con uno de estos mismos amigos caí en cuenta de que me he acostado con casi todos, si  me ha faltado alguien  ha sido por falta de química, desacuerdos filosóficos, falta de osadía, o por respeto hacia un compromiso que tenga él o yo en alguna etapa de nuestras vidas.

 

Y noto que me encuentro en la cúspide de mi descaro, al saludarme de labios con todos mis amigos, la gran mayoría #Liberales como yo, o con los #NoLiberales que finalmente parecen que han comprendido que pueden volar conmigo si no intentan cortarme las alas.

 

¿Qué si me quiero casar otra vez? ¡Si! Claro que me encantaría casarme otra vez, con todos ellos, pero la Ley ecuatoriana solo legaliza el matrimonios entre dos.

 

Además para qué quiero casarme, si no concuerdo con esos asuntillos de la fidelidad o el engaño.  Para qué tener un hombre que no se avanza conmigo si puedo tener 2 o 3 que lo pueden ayudar en un feliz poliamor sin papeles ni compromisos.

 

Soy una mujer liberal, pero manejo ciertos códigos, por ejemplo: los novios o esposos de mis amigas #NoLiberales son hombres castrados para mí; hombres casados ¡jamás! al menos que su esposa - que debe ser amiga mía también - me lo preste un ratito (estos términos solo entre #GenteLiberal); y el último pero más importante de todos…  Nunca jamás me bebo un sorbo de una sopa que no me guste, es decir, si por alguna razón el sujeto en cuestión no me agrada sencillamente no me lo como ni en bandeja de plata.

 

Ya tengo cuarenta y piquillo, no me hace feliz la edad, pero me siento profundamente satisfecha por ser quien soy, hay a quienes les gusta y a otros que no, pero en general se respeta mi forma de pensar; no obstante, con toda y la libertad que tengo, no paso de viernes en viernes experimentando con diferentes hombres, no lo hago por pudor porque pudor no tengo, sino porque la mayoría del tiempo me plazco en mi hermosa soledad escribiendo mis tonterías y de vez en cuando… aprovecho la visita de un “Amigo con derechos” para brillar con mi desenfreno y sensualidad… y expresándoles a mi manera:

... u n     m u y     s e n t i d o     “Te Quiero”.

 

 

La Qka

Tu alma de guerrera contiene la rudeza
de quien cae, levanta, cae y vuelve a levantar…
Eres la heroína de la vida,
Allí donde tus luchas te dan la gloria,
aunque venzas, aunque pierdas,
en la realización de tus sueños está la Real Victoria.
Tu figura femenina es todo un enigma,
en aquel mundo masculino donde se van de bruces…
más, tú te luces,
mujer que besa el cielo, mujer que besa el piso,
mujer que empuña el arte cual acróbata de rizo.

Los Guantes de Qka
2.png8.png8.png5.png8.png4.png
Hoy42
Ayer97
Esta semana507

Saturday, 21 September 2019