10 March 2016

MORBOSA

Category: Eróticos

¡Qué adjetivo tan cochino!  MOR BO SA …

 

Solo de pronunciarlo o escribirlo así con mayúsculas y separado por sílabas me produce un alguito que no sé cómo explicar, una alteración interna un pocooo… eee… ¿cómo se diría?… un poco puerca, que me hace sentir tan bien pero tan incómoda a la vez…

 

Me hace sentir tan bien porque me fluye por las venas, cada célula está comunicándole a las otras células que necesitamos acción, mejor dicho, que necesitamos acción pero con ese sujeto en particular.  Y se me encienden las ganas de volverlo a ver, por que una generosa porción de virilidad masculina penetre por entre mis delicados labios, abriéndolos glamorosamente como a los pétalos de una flor…

 

 

Pero la incomodidad se debe a que no puedo pasar las ganas porque el dueño de ese bello pene está enojado conmigo…  ¿Y ahora qué hago con mis ganas?  ¡Ayyy! ¿Por qué diosito no separó al pene del hombre?  Sería mucho más simple llamar por teléfono que aunque conteste él, poder decirle…  “Disculpe, ¿me pasa con su pene por favor?” y el hombre muy razonablemente me responda… “Con gusto, ya se lo pongo”

 

Entonces escucharía que se baja una cremallera y el monstruo se despierta malhumorado porque estaba dormido y refuta… “¿Quién diablos llama a esta hora?  Y su dueño le responde…  “Pues una de tus amantes, la que te come rico, la que te adora a pesar de no querer llevarse bien conmigo”

 

Y ese pene grandote y goloso se desperezará como los osos y enseguida, solo imaginando mis protervas intenciones, se agrandará aún más porque sabe que ese es su sex-appeal y que gracias a su actitud  podrá dominarme por unas 4 horas…  Mmmm….  ¡Maldita sea! ¿Por qué diosito no creó al hombre y al pene por separado?

 

Ohh si…  ¡Qué ganas!  Me priva el deseo de hundir mi nariz bajo su fálica personalidad, allí donde hay un par de pelotas que sin saber jugar futbol marcan muy bien los límites del arco;  mmm… dos suaves bolsas de espermatozoides loquillos por salir, se darán de botes dentro de su placenta mientras mi boca los querrá hacer explotar…  Un sabor a aceitunas rellenas me inundará el paladar y el vicio se me habrá encendido a toda prisa empujándome con urgencia a servirme de su voluntad erecta…

 

¡Sálvame dioooooos! ¡Me carcomen las ganas!  Y el muy cojudo está enojado…

 

Doy vueltas en mi cama, de lado, luego del otro lado, mejor boca arriba y hago ejercicios de respiración intentando visualizar la puta lucecita para relajarme y poder dormir y ¡bululúm! la puta lucecita que apenas estaba comenzando a volar como luciérnaga de repente se reemplaza por la imagen de un morboso pene que amenaza con violarme…

 

Nooo… ¡Y se fue al diablo mi meditación!  Pero la mente sigue tan poderosa que, sin mucho esfuerzo, puedo admirar el grosor, la textura, el color y el maravilloso tamaño de ese caballero que me tiene en insomnio…  Y lo siento ingresar por mi zona rosada, abriendo las paredes como una perforadora en busca del petróleo, rompiendo esquemas, rompiendo la piel que casi había olvidado su tremenda dimensión…  Y experimento el dolor, como si perdiera de nuevo la virginidad, y una vez que ha ocupado todo mi espacio íntimo al fin me siento llena de él…  Si, llena de él, de su monumental pene que ha logrado invadir absolutamente toda mi cavidad y cuando estoy a punto de gritar por un orgasmo de repente se me pasma, porque entristezco…

 

¡Carajo!  ¿Y ahora por qué entristezco?  ¡Dioooooos! ¿Quién entiende a las mujeres? ¿Quién entiende a la Qka?

 

Si… entristezco, porque caigo en cuenta de que, lo que realmente quiero, es que me llene el corazón con su cariño y perdón, y luego – quizás - mi vagina se llene de su pasión… 

 

¡Elé! Se me pasó lo morbosa…  Mejor me duermo… 

 

 

Qka

Tu alma de guerrera contiene la rudeza
de quien cae, levanta, cae y vuelve a levantar…
Eres la heroína de la vida,
Allí donde tus luchas te dan la gloria,
aunque venzas, aunque pierdas,
en la realización de tus sueños está la Real Victoria.
Tu figura femenina es todo un enigma,
en aquel mundo masculino donde se van de bruces…
más, tú te luces,
mujer que besa el cielo, mujer que besa el piso,
mujer que empuña el arte cual acróbata de rizo.

Los Guantes de Qka
3.png1.png0.png8.png4.png5.png
Hoy65
Ayer170
Esta semana1194

Saturday, 22 February 2020