22 October 2013

BDSM ¿Sumisa o Perro de alguien?

Category: BDSM

El tema del BDSM rondaba por mi cabeza desde hace algún tiempo, hasta que finalmente durante 15 días me dediqué a colocar anuncios en Internet para encontrar en Quito algún representante que pueda enseñarme sobre esta muy tenebrosa fantasía…

 
El anuncio decía algo así como “Busco hombre o mujer experto en BDSM, no experimentos sino experimentados”  Lo puse en facebook y no faltaron los comedidos que deseaban experimentarlo, aduciendo que harían lo que quiera por una noche conmigo, ¡caray! luego de mi zamarreada de ayer solo puedo decir… No tienen idea de lo que están hablando… es más, si “mi Amo” estuviera a lado mío con el látigo en mano no me iría muy bien si no digo… “Ohhh… mi Amo perdónalos porque no saben lo que dicen…”

 

Estoy segura que por más bello que sea un hombre o más hermosa que sea una mujer, si solo eres un curioso del tema, mejor ¡corre! ¡corre! ¡pero corre! Porque cuando te de tu primer azote sabrás que el dolor no justificará tu capricho.

¡Corre! ¡corre!… Así me aconsejaron a mí, pero yo, como la Qka curiosa que mete sus narices donde no le llaman, insistí hasta dar con alguien que me contestó en la página privada Circuloswinger.com

 

*****

Tony:  ¿Qué tal si te dejas llevar por las excitantes y placenteras emociones que puedo hacerte sentir, ser tu amo y comprobar una verdadera practica BDSM??…..te atreves?

 

Sara:  ¿Que si no me atrevo? ¡Ah! ¡Claro que me atrevo!

 

*****

 

¡Muy valiente yo!

Ohhh…. Lo que me esperaba… ¡pobre de mí! Yo, riéndome de su jactancia con aquello de “ser tu Amo” y seguramente él, pensando a ciencia cierta que así mismo me lo haría sentir…

 

Efectivamente intercambiamos mails, teléfonos y whatsapp y nos pusimos a chatear para conocernos mejor, a más a más hice una peque investigación acerca del hombre en cuestión como para verificar que no fuera peligroso, mientras él me enviaba información acerca de lo que significa la dominación y la sumisión.

 

Cuando comenzamos a chatear, en su actitud de “Amo” me enseñaba a tener un trato de respeto divino hacia él, como un dios, ¡Qué Tony ni qué Tony! La sumisa tendría que llamarlo “Mi Amo”; pedirle permiso para todo hasta para preguntar… mis sonrisas de ironía no las podía ver, sin embargo mis respuestas me delataron, de modo que empezaron los “castigos”

 

Riéndome en parte por mi irreverencia y en parte por la ira que le provocaba a “Mi Amo”, vuele o no vuele la mosca su enojo se leía en mi celular como un retumbar de sus gritos con mayúsculas y signos de interrogación, entonces entendí que así mi conducta daba igual, palo porque bogas palo porque no bogas, igualmente los castigos estaban ideándose en su cabeza para el día de nuestro encuentro en persona.  Claro, no me lo tomé en serio hasta cuando lo vi frente a frente…

 

Mi primera orden fue tomarme una foto de mis cositas más discretas y enviárselo vía whatsapp con una hoja de papel escrito “Para ti Mi Amo Tony”.  ¡Caray! ¡Qué situación tan incómoda!  Pero entre mis pensamientos y mis ataques solitarios de risa, finalmente lo hice, solo que olvidé su nombre… Ohhh ¡por dios! ¡olvidé su nombre!

Muy tarde porque ya le había enviado su solicitud con todo lo que me había dicho solo que la frase del papel no llevaba su nombre…   Entonces, sus palabras de Amo indignado me remitieron las palabras más crudas del diccionario, que me golpearon la autoestima, más sus amenazas expresadas como en líneas de fuego ardiente que, la verdad, estaban comenzando a preocuparme… y a sentir algo extraño dentro de mí…

 

Para remediar el error garrafal de no haber puesto su nombre en la hoja, me impuso otro castigo, tenía que tomarme fotos al  desnudo y comunicarme con él a las 7 en punto de la noche.  En vista de que mi espíritu rebelde aún no asumía su papel de sumisión, solo obedecí su primer punto y no le llamé a la hora indicada…  Otro escandaloso mensaje inundó la pantalla de mi modesto Nokia con letras perfectamente escritas de contenido insultante…

 

Al día siguiente que desperté, ya tenía un mensaje suyo en el celular, sentí que se me había activado un chip de morbo, algo pasó en mi interior, una inexplicable excitación proveniente de esta fantasía me empujó a continuar respondiendo a pesar de las palabrotas ofensivas del día anterior.  .

 

*******

 

Tony:

¿Qué permitirías que tu Amo realice contigo? Explícitamente hasta dónde te gustaría que lleve tu sumisión hacia mí? Yo quiero tratarte soezmente, como mi puta personal, dirigirme a ti como la puta perra cabrona que eres, una mujer que desea un macho sobre sus espaldas introduciendo toda su virilidad entre tus piernas; me dejarías maltratarte y humillarte como a un animalito, como a la perra que eres… ¿Crees que estoy asustado? Responde lo que desea saber tu Amo, maldita perra… Me tienes muy encantado que desearía poder poseerte en este preciso momento, tenerte a mi merced y hacerte mía, solo mía…

 

YO:

Me siento lasciva y morbosa, creo que soy así pero lo traduzco a poesía… eso quiero, quiero que me sorprendas, tus palabras me producen excitación, te quiero malo, excitado, endiablado conmigo…  Tu sumisa disfrutará de verte loco, tu sumisa se pondrá de alfombra a ver si su Amo claudica, tu sumisa quiere gritar del placer que tú le darás sintiendo el miedo de tu rabia, quiero un maldito desgraciado que pueda conmigo… Si hay algo que no soporte te lo diré…

 

******

 

 

Ohhh no… le di carta blanca, me traicionaron las fantasías, le acabo de dar permiso para que haga conmigo lo que él quiera, que yo le avisaré si algo no seré capaz de soportar…

¡Ohhh Sara! ¿En qué te estás metiendo? ¿Eres conciente de lo que implica lo que acabas de hacer?

 

No, no estoy conciente, mejor dicho, conciente solo teóricamente, el cuerpo responde al estímulo patán de mi Amo, no sé por qué, no sé porque las brutales intenciones que él tiene conmigo me atraen, no sé por qué de repente me olvidé de mi pasión y dulzura al hacer el amor y ahora solo pretendo ser poseída salvajemente…  Las palabras tienen poder, comprobado, cuidado con lo que se dice o se piensa en voz alta… porque pueda que se lleguen a cumplir…

 

Mi Amo se siente excitado también, lo noto en su pornográfica respuesta:

 

 

*******

TONY:

Tan solo imagina la pasión que generas en mí, la lujuria, el deseo que provocas en tu Amo, quiero hacerte mía, cogerte violentamente, castigar tus nalgas, someterte a mi voluntad, ponerte de rodillas… (PIP)…. quiero que supliques que te posea y que te haga mía, besar y recorrer tu cuerpo con mi lengua caliente hasta beberme tus jugos… (PIP), que tu esencia perdure en mí, saciarme y alimentarme de tu sufrir y de tu humillación…  Verter mis líquidos… (PIP)…. en toda tu cara para que puedas recogerlo con tus dedos… (PIP)….

 

YO:

Oh oh…

 

TONY:

Deseo poseer cada centímetro de tu piel, que sientas el macho dominante y humillante que tanto querías sentir…

 

YO:

Mi Amo ¿A qué te dedicas? ¿Tienes hijos?

 

 

*******

 

Como que no me gustó nada la idea de… “Verter mis líquidos… (PIP)…. en toda tu cara para que puedas recogerlo con tus dedos… (PIP)….”  Quise cambiar de tema, pero se dio otro error… ¡Noooooooo!

 

¡La fregué! ¿Cómo no pude ser más prudente? Noooooooooooo

Su respuesta no tardó en llegar:

 

 

*******

TONY: ¿Quién te dijo que podías interrumpir a tu Amo, maldita perra? Yo no te he dado el permiso de preguntarme cosas, tienes que pedirme permiso para preguntarme algo, definitivamente tengo un gran trabajo contigo, debo flagelarte y castigarte duramente para que respetes a tu Amo.

 

YO:  De acuerdo… pero mientras ¿me va respondiendo Amo?

 

TONY:   ¡NO! Estás castigada con mi silencio, te ordeno que pienses en tu mal comportamiento y en el castigo que te mereces y una vez que lo sepas te ordeno que me escribas a las 19h00 y me lo digas ¡NI UN MINUTO MÁS NI UN MINUTO MENOS! Perra maleducada…

 

*******

 

Ayyyy… las sonrisas se me fueron disminuyendo, ya no me hacía tanta gracia su ira, yo, una mujer acostumbrada a consentirse en el sexo con cariño, de repente, me asoma un mounstro virtual que me desea en proporciones considerables de agresividad, pero  que no sé si me desee viva o muerta…

 

Pensé en no escribirle más, llegaron las 19h00 pero no me importó, pensando en toda esa sarta de adjetivos que no me merezco, nahhhh, cada loco con su tema…  Solo lo ignoré… hasta que re-leí un mensaje anterior… “Tan solo imagina la pasión que generas en mí, la lujuria, el deseo que provocas en tu Amo, quiero hacerte mía, cogerte violentamente, castigar tus nalgas, someterte a mi voluntad, ponerte de rodillas… (PIP)….” Ohhh no, otra vez noooo….

 

De nuevo estaba allí colocándole mis disculpas:

 

*******

 

YO:  De acuerdo mi Amo

YO:  Mi Amo mil disculpas

YO:  Por la impuntualidad

 

TONY:  ¿Y eso? ¿A qué se debe tu desobediencia?

TONY:  Crees que lo que has hecho es digna de mi sumisa, cuéntame qué te pasó, en qué andabas pensando, quieres seguir retándome o simplemente no te dio la gana de ser una perra obediente, una buena aprendiz…. ¡Altanera! ¡Contéstame!

 

TONY:  Creo que de verdad tu interés se basa solo en mera curiosidad, sé y entiendo que aún estás aprendiendo y tienes las inquietudes por la práctica BDSM, pero no veo genuino interés por dejarte guiar y seguir una línea que nos lleve a progresar en nuestra pequeña fantasía, quiero que seas sincera y me digas cuáles son tus reales intenciones, sé que puedes estar muy ocupada y tener tus responsabilidades pero una relación tan especial y diferente como la que deseas implica: lealtad, entrega, compromiso, respeto y sobretodo las ganas de ser sumisa…  Al parecer la lectura que te envié ayer no fue muy bien comprendida y a tu mente aún le cuesta asimilar esto…  Espero que nuevamente lo pienses, lo medites y decidas si realmente quieres llevar a cabo tus deseos.

 

 

*******

Me sentí muy molesta por dudar de mi palabra, por no respetar mi tiempo, por exigirme que le preste toda la atención como si yo no tuviera vida privada, me molestó que confundiera mi falta de conocimiento con falta de seguridad, se lo reclamé…

 

*******

 

YO:  Tienes toda la razón, pero no puedes llegar a tanto si no vivimos juntos; si dudas de mi palabra no es posible realizar ninguna maldita fantasía porque me ofende que me tomes como una pobre insegura que no sabe lo que quiere…  Pero no te culpo pues no me conoces.  Mejor nos calmamos, olvidemos el BDSM e inauguremos una amistad normal.

 

TONY:  No dudo de tus palabras, dudo de tus acciones, si una cosa tan simple te cuesta tanto realizar imagínate si podrías hacer algo más grande, y no te hagas la ofendida que pareces una chiquilla que no puede definir qué desea de la vida y solo está escarbando un hueco para tapar otro, probando de todo el buffet para quedarse con el mejor platillo, más no pagar lo que desea adquirir…

 

*******

 

Me molesté mucho más… “más no pagar lo que desea adquirir…”  ¿Y cuál es el pago de la cuenta? ¡Dejarme tratar como una muda ignorante e inmadura? ¿Ese es el pago?

Creí entonces que era mejor despedirme de esta loca fantasía…

 

*******

 

YO:  Ok, si algún día me siento más segura como tu sugieres, te llamaré.  Gracias por todo.  BYE

 

El Amo me habló por primera vez como persona normal, hasta había pensado que no lo era, pues desde el comienzo usó esas palabrotas a las cuales aún no estaba acostumbrada y me resultaban chocantes:

 

TONY:  No trates de justificar algo que no tiene justificación, las cosas son o no son, que tengas un buen resto de noche mi aprendiz de sumisa… Ojalá algún día recapacites.  ¡Ah! casi olvido comentarte que si hubieras podido responder con la misma fuerza, energía, temple, tenacidad e intensidad a mis pedidos, como lo hiciste ahora que mandaste todo al diablo, no te perderías de una maravillosa fantasía.   Lástima que tu espíritu no desea estar en sintonía con los deseos de tu mente, tenía pensado grandes cosas para ti… mi querida Sassy

 

*******

 

¿Sassy? ¡Qué horrible forma de llamarme por mi nombre! Soy Sara, Sara y Sara, sin diminutivos ni dobles “S” ni “Y”

Sara soy, Sara es el nombre que ha acompañado a mi personaje en varias aventuras de las que cuenta La Qka, es muy útil tener un alias cuando se quiere proteger la identidad en entornos desconocidos como en este preciso caso del BDSM, pero siendo alias o no, ¡lo adoro!, ¿Qué es eso de Sassy? ¿Cómo se le ocurre transformar mis bellas dos sílabas en Sassy?

 

Me sentía muy molesta, más que antes, creí que iba a dejar las cosas hasta ahí, pero cuando revisaba los mensajes cargados de tanta violencia verbal que insultaba mi mujer, mi feminismo, mi inteligencia y a la vez con la misma brutalidad del verbo me amenazaba con azotes, nalgadas y sometimiento sexual… sentía un estremecimiento extraño en la entrepierna que me estaba inquietando demasiado…  Lamenté no ser exactamente la sumisa que esperaba “Mi Amo”

 

Amaneció otro día y le volvía a escribir…

 

*******

 

YO:  OK

YO:  Lo siento

YO:  ¿El BDSM debe tener esta carga de estrés?

YO:  O sea… no importa si mis turistas se pierden en el cielo, ni que esté en un entierro, o montada sobre un caballero, ni que esté atendiendo mis menesteres de baño… ¿No importa nada si tengo que obedecer tu orden de llamarte a las 7?

YO:  No importa si me atraganto en los imprevistos y tengo que contestar a tu orden con letras mayúsculas con signos de admiración, cual grito…

YO:  ¿Es esto así mismo?  Creí que lo nuestro, igual que como mis otras citas se daría únicamente entre 4 paredes, en una cama y en un determinado tiempo… y después continuar cada uno por su lado y con su rutina

YO:  ¿No es así?

YO:  Lo siento… me es muy propio huir del machismo, de mis temores de ser perseguida, de que se violente mi privacidad

YO:  ¿Estos miedos son parte de esta fantasía?

YO:  Y por último… ¡es tan extraño todo esto! Cuando no hubo padres, hermanos, amigos, marido, ni nadie que haya podido hasta ahora gobernar mi vida

YO:  En fin… siento haberte molestado, creo que soy misión imposible.  BYE

 

 

*******

 

Si, ya lo he dicho, eso me ocurre… y es que cada palabra que usa para domesticarme me abofetea las mejillas por incontables veces, ya aprendí a llamarlo “Mi Amo”, pero de allí ¿a pedir permiso?  Como que está muy complicado para mí; ¿recibir una orden muy calladita y conforme? como que también está complicado… ¿Y no poder pelearme con el macho dominante que me humilla? … me resulta indignante…

No, no creo que sirvo para esto… No puedo ser sumisa, no, no, no puedo….

 

De hecho, no busqué un sumiso sino un dominante que tenga el carácter para hacer entender lo que realmente significa el BDSM, es un papel que pone en sus manos todas las atribuciones disponibles y no disponibles para castigar, adiestrar en la sumisión, tomar decisiones en nombre del sumiso, azotar…  Y yo, desde el papel de sumisa aprendería como trabaja un dominante, como cuando te inicias en las actividades laborales… sabes bien que muchas veces al comienzo necesitarás ser el empleado que barre el local o que sirve café y con el tiempo asciendes.  Pues así mismo, me tocaba a mí ser la sumisa, es más, no hubiera tenido elección porque a ese Amo no le gusta ser dominado.

 

Pero aspiraba hacerme diestra dominante para muchos que con insistencia buscan pasar una noche conmigo… y obviamente porque el BDSM ofrece un espacio reducido (por haber pocos los que lo practican) pero muy amplio para esos análisis psicológicos que me gusta hacer de las personas (para adecuar algún personaje a una historia)

 

Una hora más tarde, Mi Amo me contestó dejando de lado su papel de dominante, me extendió una larga explicación, que no es otra cosa que el verdadero significado acerca del papel que desempeña cada involucrado del BDSM…  Por esas supe que las siglas significan:

B  Bondage (atar con cuerdas), D  Dominación;   S  Sadismo Sumisión;   M  Masoquismo

 

*******

 

TONY:  Hola mi bella aprendiz, rebelde de sumisión… ¡Qué gusto me da que me hayas escrito! pues así veo que aún te interesa el tema, seguramente ayer no estabas de ánimo o pasando por inconvenientes; además sé que posees un alma indomable y un juicio rebelde, lo cual hace que me atraigas mucho más… veo en ti una mujer altiva e inquebrantable que ansío doblegar en pensamiento, alma, cuerpo, corazón, espíritu.

 

TONY:  También veo que tienes muchos temores respecto a nuestra relación, déjame decirte que esas dudas y miedos son normales, lo que sí NO es normal es nuestra fantasía ya que no es tradicional, común, simple o convencional.

 

TONY:  No es cuestión de decir… “Quiero un Amo” o “quiero saber lo que es el BDSM”, no es cuestión de decirlo así no más porque todo esto va mucho más lejos… implica el ir entregándose por entero a alguien, buscar la felicidad en el placer y la lujuria de ver a tu Amo feliz y, éste a su vez devolviendo esta felicidad a su sumisa a través de controlar sus decisiones u ordenándole que haga una tal cosa en un tal tiempo y la sumisa se siente feliz de cumplirlo porque sabe que eso va a complacer a su Amo, como verás este es el principio básico del BDSM

 

TONY:  Un Amo es la expresión máxima de un machismo consensuado con la pareja, donde ella como sumisa admite que él, el dominante, sea quien controle su cuerpo, su mente y en ciertos casos hasta su vida.  Pero esto se da solo si la sumisa tiene las ganas, la necesidad y predisposición  de asumir su papel de sumisa y dejar su completo ser en las manos de su Amo.

 

TONY:  No creo que una simple orden como la que te di ayer y que no cumpliste y que pretendía probar tu predisposición de ser sumisa y aprender a serlo, te haya hecho botar a la basura los deseos que estás buscando sentir de esta especial fantasía.

 

TONY:  Por favor, antes de contestarme vuelve a leer lo anterior y compréndelo en su debido contexto y analiza si fue para tanto y las razones de mi reclamo…

Mi interés por ti sigue siendo igual que desde el primer día, aún me encantas y quiero seguir con esta fantasía, pero quiero que comprendas lo que verdaderamente significa el papel de Dominante – Sumisa y cómo debes desarrollar tu papel; si quisiera una relación de solo entre 4 paredes donde ambos nos saciemos de puro sexo sí sería posible, pero en una relación de pareja convencional o el mundo swinger sería suficiente, pero Yo no te ofrezco eso… Yo te ofrezco compartir contigo mi fantasía enmarcada en el BDSM, dime tú, si realmente quieres involucrarte conmigo, eres un reto que anhelo conseguir para mí, pero no confundas mi genuino interés por ti con relaciones de otro tipo y si quieres vivirlo, Sumisa de mierda, tienes que regirte a la línea de fantasía que implica todo lo que ya te manifesté.  Ahora sí.. ¡Contéstame! ¡Pero ya! Que no tengo todo el día…

 

*******

 

 

Pretencioso, presumido, desgraciado, pobre infeliz… se cree que yo busco una relación… ¡Ha! Ni que hubiera nacido el hombre que pueda dominarme, él y su BDSM pueden irse al cuerno, a mi Sarita no hay quien la atrape…

 

Para que quizás atrape alguna hebra descuidada de mi corazón tiene que aplicarme algo de cariño, además ¿Cómo voy a permitirle a alguien tocarme, peor golpearme por más fantasía que sea, si no siento algún cariño?

 

Bueno, ya que no hay ni cómo preguntar sin que mi Amo se enfurezca, mejor le cuento mi mejor experiencia de amor… a ver si entiende el modo de tratarme… a la patada pero con algo de cariño, así que le respondí:

 

*******

 

YO:  ¿Sabes? Si hay alguien que me domina un poco

 

TONY:  ¿Quién?

 

YO:  Mi hermana mayor

 

TONY:  ¿Y en qué sentido te domina?

 

YO:  Desde siempre solo ella consigue de mí casi cualquier cosa, CON AMOR, ella es única en materia de Amor, es raro pero ella es la única que puede voltear mi mundo con su consejo y su sonrisa.  Pero ese amor es extremo…

 

TONY:  ¿En qué sentido? ¿Por qué piensas eso? ¿Qué quieres decir del Amor?

 

YO:  Para la sumisión, su ejemplo es perfecto para mí, pero lo traigo a colación porque quiero sugerirte un poquitico de amor, lo suficiente como para hacerme creer que me tratas así porque me quieres un poquito…  Así como tú sentirás que te lo admito porque te quiero otro poquito

 

TONY:  ¿Crees que no siento cariño ya por ti?

 

YO:  Por eso quiero verte el sábado, necesito saber quién eres, necesito contactarme con tus ojos, porque hasta ahora eres un mounstro virtual o solo un hombre muy sexual que sabe manipular mujeres, pero yo quiero que Mi Amo sea mucho más que eso… Y lo demás, incluso el BDSM vendrá solo.

 

TONY:  UN AMO no es solo quien te controla o quien te da órdenes, es un verdadero hombre que sabe que tiene una mujer en su máximo expresión de entrega, que la posee en cuerpo y alma y debe cuidarla, protegerla, darle cariño y amor, devolver esa entrega con más entrega hacia ella, para ambos fundirse en una relación sin precedentes

 

YO:  Entonces, es eso mismo, solo que estamos pataleando para darle un comienzo.

 

TONY:  Me haces notar que eres una mujer que necesita ser dominada más que con fuerza con amor, ¿Te quieres enamorar?

 

YO:  ¡NO! no quiero compromisos, solo enamorarme como me enamoro todo el tiempo…  Pero mejor hablemos de cosas que asustan menos, el BDSM asusta menos

 

TONY:  ¿Por qué te asusta enamorarte?

 

YO:  No me asusta enamorarme porque me enamoro todo el tiempo, de todos los hombres con quienes llego a rozarme, con los que me acuesto o no me acuesto; me asustan los compromisos porque no quiero ser fiel, no quiero que me exijan cosas que no puedo dar, pues mi curiosidad por los temas sexuales aún está en su clímax y no pienso cortarme las alas.

 

TONY:  ¿Y por qué quieres conocer el BDSM?

 

YO:  Porque quiero conocer los sentimientos que se generan desde estas prácticas del BDSM, sentir al amor en este campo que parece oscuro.  ¿Parece capricho cierto? Pero son aspectos del amor que no conozco y quiero conocer, con alguien que parece que eres tú, para analizar estos temas, es raro encontrar en estos mundos gente muy sexual y a la vez inteligente

 

TONY:  Según tú… ¿Qué significa eso de un Amo inteligente? Recuerda que como estás aprendiendo tus conceptos no pueden ser los correctos, quiero educarte bien, que seas una buena sumisa, que seas una buena sierva para tu próximo Amo y si quieres llegar a eso tienes que saber que en tu papel de sumisa no es concebible que las cosas se den en el momento que tú quieras, de la forma como tú quieras, porque no tienes voluntad.  Yo, tu Amo no va a permitir que hagas lo que quieras, que me desobedezcas o no cumplas lo que te ordeno, ten presente todo el tiempo que el placer y la felicidad de la sumisa es ver y hacer feliz a su Amo a través de sus decisiones y su palabra, porque son dadas con cariño para fortalece la unión Amo – Sumisa… esto es la clave de la fantasía BDSM…

 

YO:  Voy entendiendo

 

TONY:  Créeme que por gusto por una orden tan simple como la que te dije cumplir ayer, mostraste tu obstinación y falta de compromiso para tu propia fantasía, ahora ya sabes que una sumisa jamás puede oponerse a las órdenes de su Amo, a menos que y únicamente ponga en riesgo su vida… ¿Entiendes?

 

YO:  Si entiendo

 

TONY:  ¿Entiendes QUÉ?

 

YO:  Voy entiendo sobre la sumisión Mi Amo..

 

TONY:  Exacto mi hermosa sumisa… te faltaba exactamente la forma de dirigirte hacia mí…

 

*******

 

 

Bien, estaba dicho y aclarado, lo tomé como un teatro en el cual lo dejaré actuar con su poder sobre mí, de acuerdo, debía ser así, estaban dadas las reglas, si quiero jugar debo hacerlo como se debe…  Mi orgullo por dentro se paraba de cabeza sin comprender mi flamante sumisión, mi feminismo se golpeaba de lado y lado por hacerme recapacitar de no aceptar el trato con el peor de los machistas… un dominante de BDSM…  Pero ahí estaba yo, rindiéndole respeto a un tipo duro, grosero, malhablado, que quería dominarme…

 

Se acercaba el Sábado… cada día me sentía más nerviosa, odio el dolor, odio los machistas… ¿Cómo se me ocurre? ¿En qué estaba pensando cuando busqué un dominante de BDSM?

 

Al día siguiente en la mañana, con todo el tino posible para no enfurecer a mi Amo le escribí…

 

*******

 

YO:  Buenos días mi Amo, podría tener la amabilidad de indicarme si llego a nuestra cita del sábado con mi auto?  Por favor considere que taxi a esas horas es peligroso…

 

TONY:  Buenos días mi sumisa hermosa, mi perra desobediente… ¡NO! llega sin tu auto, yo llevaré el mío, no te preocupes por el retorno porque yo mismo te dejaré en tu casa, ya te envío los números de una cooperativa de taxis confiable para que no te preocupes… recuerda… tu Amo te cuida y te protege… No quiero tener más desobediencias, ¿me entendió mi amor?

 

YO:  Si entendí

 

TONY:  ¿Entendiste QUÉ?

 

YO:  Entendí mi Amo..

 

TONY:  Muy bien mi zorra deliciosa, así me gusta, que respetes a tu Amo… no olvides los tiempos que te di…

 

YO:  ¿Tiempos?

 

TONY:  ¿Qué no recuerdas lo tiempos que te di? Ja ja ja ja ja ¿Te das cuenta? ¿Qué pasó que no sabes si ya te lo dije?  No tengo por qué volvértelo a repetir, debes obedecer con solo una vez que te diga… Hummmm….. Si mi cariño y deseos por ti no superaran la ira que tu desobediencia y falta de atención me causa, no te lo volvería a repetir, pero está bien, te lo repetiré de nuevo pero OJO no vuelvas a confundirte sino te costará unos azotes que no podrás borrar de tu memoria nunca más… ¿Entendiste? ¿ENTENDISTE PERRA?

 

Mis sonrisitas de ironía hace rato que ya no me asomaban en la cara, de nuevo esa sensación, los insultos, me hacían sentir mal pero a la vez bien….  Sin comprender por qué su trato me producía una excitación diferente, su trato más los nervios de que sábado era el siguiente día me ponían a temblar… literalmente a temblar…

 

YO:  Gracias mi Amo

 

TONY:  Te dije… bájate a 10 minutos de llegar a nuestro punto de encuentro y caminas, llevarás paraguas por si llueve, pero quiero que vayas con un vestido negro y corto, con medias negras, tacones, SIN CHAQUETA aunque te congeles y quiero que camines como una hermosa putita, como una cabrona sumisa que antoja a todos los hombres, que la miran, la morbosean, se babosean por poseerla, pero que sabe muy bien que el único que tendrá el privilegio de estar con ella y por quien espera soy YO, tu macho, TU AMO, el que te desea con urgencia con ansias, el que te premiará por ser su sumisa, el que te brindará nalgadas para tu placer y te someterá para su placer… ¿ENTENDISTE? ¡Responde!

 

YO:  ¡Uffff….!  ¡Estoy excitada!

 

TONY:  ¿Y qué piensas hacer al respecto?

 

YO:  Voy a comprar cigarrillos mi Amo, su sumisa fuma aunque eso le cueste mil azote mi Amo

 

TONY:  Me complacerías más si me imaginas poseer tu cuerpo ahora mismo, haciéndote mía, cogiéndote fuertemente tus nalgas, mientras te penetro una y otra vez para que tus fluidos empapen mi miembro, sentir como tu ser agradece a tu Macho por hacerte mi Sumisa, por hacerte mi sierva…  Yo, tu Amo, el que te hace sentir toda una perra, una puta, una cabrona que se merece que la cojan muy duro por permitirte ser mi sumisa…  ¿Lo vas a hacer? ¿O prefieres fumar tus sucios cigarrillos?  Ten en cuenta que por cada cigarrillo que te fumes voy a darte dos azotes…

 

YO:  Me voy a recostar a fantasear con mi Amo, a fantasear tu castigo con cada cigarrillo en mis labios…

 

TONY:  Eso te va a salir muy caro de pagar… perra insolente

 

YO:  Y me toco, y me siento, y me imagino que estuviera mi bello Amo aquí, destruyéndome el orgullo, pisoteando mi dignidad, echándole tierra a mi feminismo…

 

TONY:  No lo dudes mi hermosa sumisa… ASÍ SERÁ

 

YO:  Mi Amo tomándome sin contemplaciones, porque soy suya, soy de mi Amo, conociendo su ira…  Me acaricio con mi mano como si fuera la tuya, tu mano que acaricia y castiga…  Y tu mente jugará a los decretos, a esas cosas que se hacen y no se hacen escribiéndome en la piel cada lección de dolor y placer

 

TONY:  Cada azote servirá para educarte, disciplinarte, doblegar tu alma, para que seas la perra que quiero, mi puta personal, mi sumisa; besarás mis pies y harás todo lo que mis deseos y perversiones deseen hacer con tu cuerpo, tu Amo sabrá dominarte con cariño pero enérgicamente…  Quiero sentirte húmeda, dejar tus nalgas rojas y adoloridas, besarte apasionadamente las heridas que mi ira dejará en ti

 

YO:  Si mi Amo, será un placer…   (Mi madre te pediría la receta)

 

TONY:  Nadie puede con una irreverente como tú, perra, tendría que ser un verdadero macho dominante como tu Amo, un perro puto maldito desgraciado como yo, al que le encanta dominar y doblegar perras que necesitan ser educadas…

 

*******

 

 

Ohhhh nooo….  Estoy en un punto que no me reconozco, siempre he sido libre y he disfrutado de mi sexualidad, creí que me conocía del todo… pero este aspecto nunca me imaginé…  Sus amenazas, lo que me hará me suena terrorífico pero me excita, sus insultos y palabrotas me hinchan un clítoris lleno de curiosidad y aventura…

Siento que el teatro de ser sumisa está justo entre la fantasía y la realidad, doy un paso más y podría perderme en la oscuridad absoluta del dolor, de gemidos, de placer, de dominación…

 

Como si fuera esto una exacta réplica de un trato demoníaco, donde las cláusulas limitan los derechos del sumiso y exaltan la enfermedad del mal, como si su poder haya predominado sobre la ternura y el amor…  Como si en el fondo de mí empezaran a desbordarse pasiones cargadas de idolatría por un hombre que está seguro de ser un dios…

 

Es inaudito en mí, admitirme vivir tremenda experiencia de sadomasoquismo, cuando mi sutileza espiritual ha creado versos de amor y sexo… ahora quizás la perspectiva del sexo se me difumine se me expanda se me crezca o se me disminuya cuando bajo su yugo descubriré el placer de mis propios demonios…

 

¿Acaso me arriesgaré finalmente a conocer aquel mounstro?

Quizás no… quizás no sea capaz de tanto maltrato físico y psicológico…

Quizás si… porque me carcome el deseo de probar placeres extremos, porque necesito saber si aquel del látigo es un ser humano…

 

Al siguiente día Mi Amo se fijó que mi teléfono tiene mi nombre…

 

 

 

*******

 

TONY:  ¿Y quién va a ser la dueña de mis afectos, de mis caricias, de mis deseos, de mi ira, de mi pasión, de mis placeres, mis perversidades y lujurias?¿A quién le dejarás deleitarse bajo mi dominio y mi autoridad?¿Quién se dará en mente, cuerpo y alma a nuestros encuentros? ¿Quién se rendirá y entregará humillada y servicial a mis pies para tomarla y hacerla mía? ¿De quién entregaste su vida y cuerpo a mi poder? ¿De quién soy dueño: Sara o Isabel?

 

YO:  De Sara mi Amo…  Sara morirá por complacerlo y servirle… Sara mi Amo, se excita con esas palabras suyas… Sara siente la vulva palpitar cuando lee cada palabra, punto y coma de sus mensajes…  Sara es quien anhela sentir sus perversas caricias en la piel…

 

TONY:  Yo igual por ti mi hermosa sumisa… no sabes las ganas que tengo por hacerte salvajemente mí…  Pero unas dudas me asaltan.. ¿Cómo y cuándo sabré que estoy con Sara o con Isabel? O ¿Cómo poder evitar no encantarme con ambas?  Sé y soy conciente que he empezado a dominar a Sara y a ser afecto a sus deseos e intuyo que la parte altiva es una Isabel que surge en Sara para oponerse a ello…  Ahora lo entiendo… pero ¿Cómo saber que estoy con  la una o la otra?

Ambas se hallan dentro de la mujer que me está encantando y que al igual que yo en ellas están entrando en mi mente…

 

YO:  Mi Amo… me honraría que se fascine con Sara, es una feminista pesada, rebelde, caprichosa, se cree que no hay quien pueda con ella, tiene la escuela de Isabel con la diferencia de que Sara si se atreve a dar rienda suelta a sus fantasías…  mientras la otra, Isabel, todo lo analiza y eso en este caso del BDSM no ayudaría…

 

TONY:  Entonces será Sara a quien veré hoy a la noche…

 

*******

 

Ohhhh… ¡dios mío! ¡Llegó el sábado! Ahora si estoy realmente preocupada, nerviosa, inquieta, temerosa… y especialmente excitada…

¿Quién será? ¿Cómo será? Ohhhh dios, dios, dios… solo te pido que no sea un hombre chiquito con pene grande, ni un hombre grande con pene chiquito… que sea normalito…  Si me va a maltratar me gustaría que su pene tenga un tamaño amable, siquiera su pene… ya que su naturaleza dominante lo aleja mucho de ser amable…

 

Tengo miedo, pienso todo el tiempo en la cita… ¿Qué pasará? Noooo….   Tengo que encontrar una forma de calmarme, a la final si no quiero no dejaré que pase nada…  No sexo, no, no sexo, en la primera cita tengo por regla no tener sexo con alguien que recién conozco…. Pero el cuerpo me pide…  Ohhh dios…

Pero NO SEXO, tengo que decírselo de algún modo que no lo enfurezca…

 

*******

TONY:  ¿Dónde estás perra que no me has escrito por 2 horas? Tenemos que estar en contacto, hoy es el gran día… tengo que darte algunas indicaciones…  ¿Por qué no contestas? ¿Por qué te gusta hacerme rabiar? ¿No comprendes que voy a hacerte pagar por todo? Maldita sea… ¿Dónde estás sumisa altanera? Ohhhh… ya no sé, ya perdí la cuenta de todas las nalgadas que te daré para castigarte…

 

YO:  Mi Amo, aquí estoy… ¿Tendría usted la gentileza de putearme más tarde porque estoy en plenas clases de artes marciales?

 

TONY:  ¿Artes marciales o mi cabrona sumisa se está revolcando con alguien? ¿Pretendes que te crea? Está bien te daré el beneficio de la duda, escríbeme a penas de desocupes… Te espero y no se te ocurra salirme con sorpresas…

 

******

 

¡Qué artes marciales ni qué artes marciales! No fui a mis clases porque me tiemblan las piernas, el estrés de los mensajes con mi Amo me ha quitado toda la energía…  Me siento tan agotada que solo quiero dormir, pero mi Amo exige comunicación…  Estoy pensando cómo decirle que no quiero sexo hoy noche…

 

*******

 

YO:  Mi Amo ¿puedo formularle una pregunta?

 

TONY:  Dime mi hermosa sumisa, mi preciosa putita…

 

¡Vaya! Es agradable encontrarse con bonitas palabras en medio de mi pesadumbre… No estoy lista, tengo miedo…

 

YO:  Es que he escuchado tantos asaltos esta semana que quisiera que usted me de el encuentro cuando me baje del taxi… ¿si?

 

TONY:  Mi sierva linda, bella, hermosa… ¿Por qué te gusta hacerme rabiar? ¿No recuerdas lo que te dije verdad? Tú solo cumple mis órdenes…  Te dije que una de mis tareas es, como buen Amo, cuidarte y protegerte, yo estaré pendiente de ti y cuidándote, no me verás pero yo sí a ti, estaré vigilante de que cumplas cada cosa tal como te lo he ordenado, así que no te pasará nada, absolutamente nada ¿Podrías comenzar a confiar en mí por favor? Si acaso deberías preocuparte no sería de los ladrones… sino de lo que tiene tu Amo preparado para ti ahora de noche… ¿ENTENDIDO?

 

YO:  Si mi Amo

 

TONY:  ¡Ah! y otra cosa… tienes que tener bien claro que una de las cosas que detesta tu Amo es la impuntualidad, no se la perdono a nadie, menos te lo perdonaré a ti..  ¿Algo más mi Sassy linda?

 

“Sassy” otra vez ese nombre horrible… Que cosa para fea, qué tipo de palabra es esa ¿una derivación de Sara? ¡fatal!

 

YO: Entendido mi Amo… solo quería evitar romper mi vestido por si tengo que romperle los huesos a algún ladrón…  Como Usted ordene mi Amo…

 

TONY:  No sabes las ganas que tengo de ver lo rica, sexy, zorra y muy puta que irás con tu vestido corto, tus medias y tacones negros a encontrarte con tu macho…  Me vas a pagar lo terriblemente endemoniado y arrecho que estoy por tu causa, te haré sentir con mis actos lo que te he dicho en palabras y te haré saber que no hay ni un ápice de mentira en todo lo que quiero hacer contigo por gustarme tanto… sumisa cabrona…

 

*******

 

Ohhhh… las amenazas… qué estimulantes me son sus amenazas…  me asustan, de aturden, me ponen a temblar pero me excita tanto…  Es impresionante la palabra con autoridad, en mí hace un efecto fabuloso, deslizo mi mano para tocarme y noto que estoy tan susceptible que muero, muero, muero de deseos…

 

******

 

YO:  Háblame más Tony….

 

TONY:  ¿Háblame QUÉ? ¡perra atrevida!

 

YO:  Hábleme más mi Amo, me excitan sus palabras, me excitan sus intenciones…

 

TONY:  Eso mi sumisa, así se trata a tu Amo, con respeto y deferencia…  Me tienes tan excitado que quisiera penetrar y poseer a cada mujer que se  me cruza, imaginando que eres tú, mi puta hermosa, mi perra sucia, desgraciada zorra, entregándote, abriendo… (PIP)… para penetrarte, castigarte, sometiéndote por tener la osadía de ponerme la (PIP)… muy dura… quiero desahogar toda esta arrechera que me consume explotándote en torrentes de semen caliente saciando mis perversiones dentro de ti…

 

YO:  Mi Amo… me tiene encendida a máxima revolución… pero no poto, no poto, no poto…

 

TONY:  ¿Cómo que no? El sexo anal es el manjar, la delicia y el placer más grande que puede experimentar tu Amo… tu (PIP) será mi bien más preciado y deliciosamente poseído para el deleite de los dos, escucharás los gemidos más excitantes y placenteros, salidos desde la lujuria más profunda de mi ser al terminar dentro de tu deliciosa y estrecha intimidad anal… Ese es un placer que tienes prohibido negar a tu Amo… ¿ENTENDISTE?

 

YO:  Mi Amo eso le cuesta demasiado a su sumisa…

 

TONY:  ¿Qué?

 

YO:  De acuerdo mi Amo, como Usted ordene…  Preservativos hasta para respirar mi Amo…

 

TONY:  Eso, eso quiero escuchar mi hermosa puta, no reniegues ni refutes las ganas y deseos de tu macho, solo dedícate a obedecerme perra cabrona, ese es tu trabajo, obedecer, complacer y saciar el ímpetu de tu Amo…

 

YO:  Mi Amo, me derrito en deseos, estoy que me derramo… pero estoy en la peluquería…  No sé cómo voy a hacer para aguantar tantas ganas hasta el próximo sábado que mi Amo me de la segunda cita…

 

Lo dije ¡Lo dije! Le di a entender que esa noche no iba a haber sexo… Lo dije, felicitaciones Sarita, realmente sabes decir las cosas…

 

TONY:  ¿Segura que te vas a aguantar?

 

YO:  Bueno mi Amo, con su permiso usaré mi Pancho

 

TONY:  A ver mi puta hermosa, mi perra golosa, yo quiero tenerte jugocita, calientita, receptiva, dispuesta para encantar y gustar a tu Amo, que esa es tu labor, que pase lo que tenga que pasar…  Así que no quiero que vayas con las ganas a medias, es más te ordeno que vayas tan caliente como lo estás en este momento… y ¿Sabes qué? Ja ja ja ja ja ¡Me acabas de dar otra idea!

 

Hummmm… Sara no tenías que festejar tan rápido porque tus mismas palabras te traen consecuencias…

Le mandé un emoticón temblando y esperé por minutos su mensaje…  ¿En qué estará pensando? ¿Qué idea se le ocurrió? Oh Dios…. ¡que no me ponga a hacer nada raro!

Entró el mensaje, entró el mensaje, entró el mensaje…. Dice:

 

TONY:  Como vas a ir en taxi, bien sentadita y cómoda, vas a ir llevando a tu querido Panchito, pero no en tu cartera ni en el bolsillo de tu chaqueta… sino introducido en tu vagina para que te acompañe como si fuese yo mismo, el cómo te lo acomodes y lo sujetes te lo dejo a tu ingenio…  ¿ENTENDISTE? Y no quiero “peros”, ni pretextos ni que refutes mi orden…  Esto para que entiendas lo que te puede pasar por ser una puta descarada, una zorra golosa que solo piensa en gozar, pero que desde que tiene Amo debe pensarlo dos veces antes de hacerlo SOLA ¿ENTENDIDO?

 

YO:  Lo que pasa es que anoche me puse una tercera aplicación de un tratamiento ginecológico, tu idea es fascinante mi Amo, pero Pancho se va a resbalar y además el doctor me prohibió sexo hasta terminar el tratamiento…

 

TONY:  Bien dicho eso de que eres una puta desobediente, ¡necia! ¿qué parte del NO, NOOOOOO PRETEXTOS no entendiste? ¿Qué se me hace que me estás mintiendo? Espero no me estés ocultando nada…

 

YO:  No mi Amo, no le estoy ocultando nada…

 

TONY:  Tú tienes la culpa de mis perversiones hacia ti, así que hazlo, solo hazlo…  Recuerda que no te lo estoy pidiendo, es una orden… ¿OK?

 

YO:  Si mi Amo…

 

TONY:  Bueno mi hermosa perra… fin de mensajes, te espero, quiero verte deslumbrante, sumisa, con todas mi órdenes cumplidas y muy muy muy puta para mí… TU AMO…

 

YO:  Mi Amo ¿puedo hacerle una ultima pregunta?

 

TONY:  Te concedo el permiso… dime

YO:  ¿Por qué me llama Sassy? Es un feo diminutivo de mi nombre…. Soy Sara, SARA, SARA…  Sassy no me gusta…

 

TONY:  En primer lugar tu Amo llama a su sumisa como le de la gana y en segundo lugar te dejo de tarea, ve a investigarlo tú misma, si fallas con la respuesta hoy noche aumentaré tu dosis de castigo…. ¿ENTENDIDO?

 

 

*******

Bien, mucho chat, mucha conversación mucho bla bla bla….  Llegó el día de que todas esas palabras, insultos, conversaciones se hagan realidad y en tal caso me siento una verdadera loca, tengo una cita nada normal con un tipo nada normal con intenciones de sexo nada normales… ¿Seré normal?

 

Tengo que estar loca para estar corriendo ahora de un lado para otro buscando las medias negras, el vestidito de puta que ahora sí va a escuchar muchas veces que su dueña es bien puta, zorra, sumisa cabrona y etc… me servirá esta noche; debo estar loca para sentir tantos nervios, debo estar loca para haberme ubicado en esta fantasía tan fuera de serie, tengo que estar loca por excitarme de esta manera….

 

Tengo que estar loca por desear desmedidamente que me posea ese hombre demonio y perverso y permitirle que me aplique dolor…   ¿Dolor? ¡Dolor! ¡Oh nooooo!  Odio el dolor, soy de las que compra pastillas antes de un dolor de cabeza, de las que toma vitaminas para no tener que padecer de enfermedades, de las que van con 30 saquitos para no resfriar durante la noche…  ¿Cómo voy a lidiar con el dolor? ¿Cómo voy a sentirme complacida con el dolor? ¿Existirá placer en el dolor?

 

Ohhh…. Estoy temblando, sudando frío… tengo que calmarme, no puedo pasar ahora como una cobarde, no puedo faltar a mi palabra, tengo que demostrar mi determinación, bueno… pueda que me salve el hecho de que le dije que el doctor me sugirió no tener sexo hasta terminar el tratamiento….  ¿Cuál tratamiento? ¡Ninguno! Era mi mentira inventada para darme tiempo de conocerlo primero…

 

Me senté un rato en el sillón de la sala, respiré profundo e hice media hora de meditación…

 

Finalmente me tranquilicé…  Ahora si Sarita, a demostrar de lo que estás hecha, pase lo que pase tú eres capaz de asumir tu papel de sumisa, si puedes hacerlo, podrás complacer a tu Amo…. ¡Claro que podrás!

 

Tomé una deliciosa ducha, depilé por aquí y por allá, me bañé en mi crema favorita, me puse ese perfume que guardo solo para ocasiones especiales, arranqué dos que tres cejas rebeldes, me vestí, me puse esas medias sexys, los tacos…  Me sequé el cabello para dejarlo en su punto, me maquillé los ojos, delineé mis labios con un rojo vivo… a la final, hoy tenía que lucir como la más linda puta de Quito… para un pobre infeliz que intentará llevarme a la cama… “Intentará” porque primero tomaremos el café, sentados en el restaurante donde quedamos en encontrarnos, hablaremos un poco y quizás me anime a algo más…

 

Me miré al espejo y me mandé algunos besitos….  ¡Sarita, estás bien buena mami! – Me dije y miré el reloj…   ¡Las 8!  Ohhhhh dios, ya son las 8….. en 15 minutos tendré que llamar el taxi… ¡Pobre de mí si llego atrasada! NO, no me arriesgaré a molestar ese sujeto frente a frente, no hace falta, somos personas adultas y muy coherentes…

 

Corrí al estudio para buscar lo que es “SASSY”…

Sassy… una población o colonia francesa… – no, no ha de ser….

Sassy…  descarado/a , insolente, preguntón, preguntona – esto si ha de ser

 

¿Para qué sirven los amigos inteligentes? Justamente Francisco estaba en línea de mi Facebook, se lo pregunté y me mandó lo siguiente:

 

Debes tener cuidado con el adjetivo “sassy”. Puede tener al menos dos interpretaciones totalmente distintas. Uno en clave positiva y el otro en clave negativa. Así que si llegas a escuchar de boca de algunos de tus amigos la palabra “sassy” necesitas del contexto y de la entonación para saber lo que te están diciendo.
sassy ? Impúdico, irrespetuoso, impertinente, grosero, descarado, descortés. Una persona que se comporta de mala manera frente a los demás.
sassy ? Fresco, con chispa y seguridad, animado, divertido, atrevido, multifacético. Una persona con mucha vitalidad que contagia con su energía a los demás.
sassy ? Una moda “sassy” es con mucho estilo, elegante, “fashion”, actual, con colores y accesorios de acuerdo a cada temporada del año.
sassy ? De manera informal si una chica es “sassy” quiere decir que es seductora, maliciosa, dominante, de mente abierta e inteligente. Cosa que vuelve locos a muchos de los chicos.

 

¡Disfruta tu cita mi bella Sarita!

 

Hummm…. ¿Disfrutar mi cita?  En eso estoy, ¿será posible disfrutar una cita de este tipo? Ohhhh….. tengo que llamar al taxi…  Para que no haya problemas con mi Amo si es que llamo otra cooperativa, sigo su orden…

7 minutos, en 7 minutos estará aquí la unidad no sé qué…  No escucho, no pienso, estoy tan nerviosa…  Algo me estoy olvidando..  Ohhh siiii….. ¡a Pancho!

 

Dilemita… Pancho es un consolador que me compré hace muchos años, pero me castigó la ambición, es muy grande, no uso nada más que su función vibradora porque es inmenso… ¿Cómo se supone que voy a andar con semejante mastodonte entre las piernas?   No tengo tiempo de probar tantas cosas….  Mejor usaré al primo de Pancho, es otro consolador mucho más delicado, pero es largo.. ¿Cómo voy a sujetarlo para no ir pariéndolo por la calle?  Ohhh…. Mi Amo es realmente loco…

 

Subo mi pierna al brazo de una silla y lo introduzco suavemente en la vagina…  Me produce un placer distinto… su material frío me estremece pero lo que más me manda en este momento es que pienso en mi Amo, en su orden, es como si estuviera aquí, es como si supiera muy bien por qué me exigió que le obedezca… y se me presentan en la mente las muchas charlas que tuvimos, deteniéndome en aquellas que me humillan, que me ofenden, que me insultan, que me minimizan… y la excitación se ha incrementado; camino para saber si podré andar con él… ohhh…. Me está atrayendo el orgasmo… solo el caminar  me excita…

 

Escucho el pito del taxi, regreso mis ojos al puesto, mi tanga es lo suficiente ancha por abajo como para no dejar salir al primo de Pancho, camino despacio para impedir que me gane el orgasmo, aseguro las puertas y al fin salgo…  Al sentarme despacio, siento que el primo de Pancho presiona el útero… eso duele…  Me acomodo y voy rumbo a encontrarme con mi Amo…

 

Llegué a la esquina desde donde supuestamente caminaré 10 minutos hasta llegar al restaurante, no veo a nadie, pasan los autos, pasa la gente, por allí debe estar él vigilándome como me dijo…  Siento un calentamiento en la nuca, me regreso a mirar, es él, lo reconozco por lo poco que vi de sus fotografías, trae ropa oscura y las manos en los bolsillos de una chaqueta, me sonríe, le sonrío, pienso que espera que yo sea quien cruce la calle, me ponga de rodillas y le pida la bendición…  Pero ¡no! no lo haré…  ¿O si? Pueda que eso lo enfurezca… cuando me animo a dar un paso él ya estaba llegando hacia mí…

 

Nos miramos frente a frente, al fin veo sus ojos, se notan conformes y relajados, tiene la facha de un intelectual graduado en la Politécnica, es más joven de lo que creí…

 

-          Hola mi preciosa Sara…

 

Bueno, no está mal su saludo ni su voz, pero la mía si está algo trabada por el frío y los nervios… como sea logro saludar también:

 

-          Hola Mi Amo…   – Trago saliva y me esfuerzo porque no se noten mis temores.

 

Me toma de la mano y me jala:

 

-          Vamos a caminar  – Propone y se dirige en dirección contraria del restaurante donde tomaríamos un cafecito…

-          Ehhh… si, pero primero vamos por nuestro café.  – Le digo y empujo el cuerpo para volver el paso hacia la idea original…

 

Se me acerca al oído y me pregunta:

 

-          ¿Viniste dispuesta a ser sumisa?

-          Si mi Amo, pero necesito un café…

-          Entonces relájate y dedícate a complacer a tu Amo…

 

Ohhh… esa orden me sonó terrible, ya no estábamos distanciados por el chat, ya no estábamos en el momento de tirar palabras, aún así seguí empujando hacia el restaurante pero él jaló más fuerte de mi mano, cruzamos la calle y nos metimos en un oscuro callejón.

 

Ahora ya no estaba nerviosa por él, sino porque asomaran asaltantes, era una calle solitaria pero de rato en rato tenía algún tráfico…

 

-          Es peligroso estar aquí…  – Le comenté

-          No te preocupes, estás conmigo…

 

Ohh si, olvidé que es Tony, el dominante, si nos quieren asaltar seguramente los azotará hasta el cansancio…

 

-          No me siento cómoda en este lugar  -  Comencé a protestar

-          ¿Así?  ¿No te gusta la oscuridad?

-          No, no me gusta la oscuridad…

-          De acuerdo, date la vuelta… ¡que te des la vuelta!

 

Me puse contra la pared, sus manos me tocaron bajo la falda…

 

-          Quiero comprobar que estés obedeciendo mis órdenes…

 

Sintió al primo de Pancho insertado dentro mío, lo manipuló para masturbarme pero yo estaba muy nerviosa, no me gustó…   Me empujó contra la pared…

 

-          ¿Te gusta perra?

 

Comenzamos con los insultos, no estaba muy segura de que me guste, le respondí…

 

-          ¡No! ¡no me gusta!

-          Ohhh.. yo haré que te guste mi hermosa sumisa cabrona…  – Me dijo mientras el manipuleo del consolador me estaba doliendo…

-          No me lo hagas tan duro… ¡eso duele!  – Le reclamé

-          ¡No me digas! ¿Y eso no es lo que quieres? ¿Eres mi sumisa o no?

-          Si mi Amo, pero no quiero que me lastimes ni me dejes marcas en el cuerpo ni que sea en público…

-          Está bien…   – Me contestó tan condescendientemente

 

Escuchándolo en ese tono, volví a insistir con ir al restaurante, pero como si no fuera con él, me viró la cara hacia la suya y me besó mordiendo mi labio inferior…

 

-          ¡Ese beso también duele!  -  Le reclamé

-          ¡Esa es la idea! – Me contestó – Y prepárate para lo que viene… o ¿te olvidaste de todo lo que te tengo que hacer pagar?

 

Ohhh…. Dios… estoy asustada… pero intento no demostrarlo, en mi condición de sumisa al menos mostrar resistencia…  ¡Tú puedes Sara! ¡Vamos Sara! ¡Tú puedes, no te amilanes! – Me di ánimos a mí misma.

 

Mi Amo me ha puesto un Tapa ojos, el que me acompañará por casi toda mi procesión de sufrimiento…

 

Ahora no veo nada, un poco apenas por debajo, veo la oscuridad del piso.

 

-          ¡Camina!   – Me ordena

-          ¡NO! ¿Y el café? ¿Y el restaurante?

-          No va a haber café ni restaurante…  – Me contesta mientras me empuja con su cuerpo, sentí que se me heló la sangre y empecé a protestar…

-          ¡No! Quedamos en ir al restaurante, quiero conversar primero, quiero saber más cosas de ti, quiero mandar un mensaje por celular, quiero….

-          ¡Silencio!  – Me ordenó

-          ¡Nada de silencio! – Me rebelé, quise sacarme los tapa ojos pero no me lo permitió sosteniendo muy fuerte mis brazos me metió al auto, medio me alcancé a retirar el tapa ojos y observé en el volante la marca de Chevrolet

 

Se subió al auto y me reforzó el tapa ojos…

 

-          No se te ocurra volvértelo a tocar…  – Me amenazó…

-          ¿Sino?

 

Nooo, no debo ser respondona, estoy en sus manos, puede irme mal, estoy asustada…

 

-          Tranquilízate, que lo que vamos a vivir hoy lo recordarás toda la vida…

 

Pero como no le gustó mi desafío… escuché un “Shrshrshrshr…” y me puso un pedazo de cinta de embalaje en la boca.  Santo remedio… reinó el silencio…

Me siento molesta, incómoda, no lo conozco muy bien como para llegar a tanto…

Me toma de las muñecas y me las envuelve en varias vueltas de más cinta de embalaje, me quedan muy apretadas…  Estoy amordazada, con un tapa ojos, amarrada de manos y con un consolador introducido entre las piernas…

 

Todo fue tan rápido que simplemente no pude enviar un mensaje de seguridad a mis amigas, no más por si tienen que ir a rescatarme…  Así tan de rápido que ya estaba atrapada, recostada en el asiento de un auto que se puso a andar por la ciudad.  Supe que iba al norte, pero luego se me desactivó mi GPS interior; no podía pensar en nada, porque de rato en rato mi Amo pellizcaba mis piernas, aruñaba mis muslos, y manipulaba groseramente el consolador haciéndome padecer cada vez más de más dolor…

Aprendí que nunca más compraré un consolador con trompa de avión, debe ser redondeado, porque cuando topa el útero duele tanto…

No podía decirle que me duele mucho porque tenía la boca tapada, solo intentaba esquivarlo con las caderas pero daba igual, colocando las manos para impedir que empuje el objeto pero tampoco ayudó, hubiera pegado alaridos pero todos se quedaban pegados en la cita de embalaje…

 

No, la experiencia no me estaba gustando, en ese punto ya estaba solo deseando que esta curiosidad que me llevó hasta ahí, solo me permita salir sana y salva…

Mi Amo se supo dar cuenta de que me producía demasiado dolor y lo comenzó a alternar con el placer, introduciéndolo y sacándolo con movimientos rápidos y sin topar fondo hasta elevarme la excitación y de repente unos cuantos golpeteos contra el útero que me hacían gemir…

 

El camino se me hizo muy largo, perdí la noción del tiempo y del lugar porque mi Amo dio varias vueltas, me preocupaba enormemente que alguien me mirara y nos pararan los policías a pedir explicaciones, me preocupaba por la vergüenza que sentiría cuando él me retire la cinta de embalaje de los labios para decirles toda tapada de ojos y atada de manos…  “No se preocupe señor policía, estoy cumpliendo una fantasía de masoquismo y dominación”

 

Claro, eso no pasó, pero me pongo a pensar si no era una fantasía de masoquismo simplemente yo estaría botada y muerta a las afueras de la ciudad, si no fuera fantasía de masoquismo mañana mismo tendrían que publicar “Se busca a quien se hacía llamar Sara Arguello”

 

¡Qué vulnerable me sentía a merced de un hombre despiadado! De haber sido un enfermo mental no estaría yo aquí tipiando esta experiencia… ¡Qué peligroso es el Internet! No se sabe con quién puedes encontrarte y una vez que estás allí amordazado, atado y sin poder gritar… simplemente estás perdido…

 

Pero, aunque mi precaria investigación acerca de Tony que me dio más seguridad de tratar este tema tan delicado con él, no me sentía segura allí en ese momento en el auto…

Deseaba desesperadamente que llegáramos a algún lugar, un motel por el amor de dios…

 

Las palabras escritas por whatsapp adoptaron la voz de mi Amo y toda la sarta de insultos, ofensas y malas palabras herían los tímpanos de mis oídos, me herían el alma…

 

En los últimos años el término “Puta” se ha adaptado a mi condición de mujer liberal, en rebelión contra un sistema injusto y machista que se opone a la libertad sexual de la mujer.   “Puta” soy, no porque me acuesto con todo el mundo o con el primero que se me atraviese, cuido mi reputación de “Puta” para que no cualquier puto disfrute mi cama…  Escojo, acepto o apruebo un hombre luego de mucho chat y conversación, luego de habernos conocido personalmente y quizás, quizás, quizás pueda tener sexo con él en algún momento y eso, si no hemos descubierto antes que ser amigos es más interesante que compartirnos en la intimidad.

 

De modo que si me dice “Puta” no me lastima, estoy familiarizada… pero el resto de términos que se resbalan por la lengua de mi Amo me lastiman…  Me siento humillada, maltratada, cualquier cosa…  Siento el ultraje no solo físico sino espiritual, siento que cuando salga de esto no voy a querer repetir una locura de este tamaño…  Siento que si no fuese una fantasía asesinaría al pobre hijo de (PIP) que se atreva a hacerme algo parecido.

 

Hemos llegado a algún lugar, echo mi cabeza hacia atrás para poder ver algo por debajo del tapa ojos, es un motel, se da la vuelta y el guardia le dice que no puede pasarse de más de 4 horas, mi Amo no responde y damos más vueltas hasta entrar a otro motel.

 

Si no le interesó a mi Amo un motel con un tiempo máximo de 4 horas… ¿quiere decir que no me soltará hasta mañana?  Que 4 horas es el tiempo mínimo que utilizará mi Amo para educar a su sumisa… Quiere decir que tendré que resistir tanto…  Ohhh dios mío, dios mío, dios mío…  Estoy tan agotada… ¿Qué va a pasar conmigo? Estoy tan asustada…

 

Llegamos a otro motel, escucho que se cierra la puerta, nos detuvimos en nuestro lugar final, en el campo de mi sacrificio… por curiosa…  De un tirón me sacó la cinta de la boca, no debe haberme quedado ni un solo vello…

 

Me ordena quedarme quieta, no moverme para nada mientras sube unos objetos, aprovecho y expulso el consolador de mi vagina…  Ohh ¡qué alivio!  Aunque después él me lo vuelva a introducir al menos habré descansado un ratito.  Lo escucho que abre la puerta trasera del auto, saca algo que suena a una caja llena de cosas que se golpean unas con otras cuando la deja caer en el suelo, sube como 3 veces a la habitación hasta que viene por mí…

 

-          ¡Bájate perra!

 

Me ayuda a llegar hasta la primera grada, me suelta y me ordena que lo siga…  Escucho sus pasos y le sigo, arrimada a la pared para no perder el equilibrio, voy subiendo de grada en grada, ya no lo escucho, sin embargo veo sus pies por esa apertura del tapa ojos, no sé si detenerme porque si lo hago se dará cuenta que puedo mirar algo y me ajustará el tapa ojos y yo quiero seguir mirando aunque sea ese poquito, de modo que continúo suavecito, cuando me he alejado me grita:

 

-          ¡Te dije que me sigas! ¿Por qué haces lo que da la gana? ¡Necia! Perra necia

 

Me quedo quieta, pensando en lo malvada que realmente puede llegar a ser una persona, aunque sea por apropiarse de un papel, me levanta el vestido y me propina una palmada muy fuerte… me quejo…  Se ríe…

 

-          Si… te gusta mi hermosa sumisa, ya estamos aquí, donde soñábamos estar juntos, ahora me placeré castigándote hasta que grites del dolor, porque eres mi perra, mi zorra, mi puta, mi cabrona, mi sumisa y tienes que servirme y obedecerme…

 

No dije nada, por lo que me agarró del cabello jalándolo hacia atrás…

 

-          ¡Contéstame puta!

 

No contesté, su aliento era agradable, pero respiré su ira… Sin soltarme del cabello me quiso arrodillar, pero me resistí pensando en mis adentros…. Cabrón… no me voy a arrodillar frente a tí…  Empujó con más fuerza y mis piernas cedieron al piso pero las acomodó de lado, de modo que me quedé sentada…

 

-          Atrevida, descarada, insolente, altanera, desobediente… ¡di que eres mi puta! ¡dilo si no quieres que te azote sin compasión hasta que me pidas perdón!

 

No dije nada, se me aproximó a la cara mientras me jalaba tan fuerte el cabello que sentía que las lágrimas me querían brotar…  Mierda, no he de llorar carajo…  - Me determiné

 

Percibí un perfume delicioso y de nuevo su aliento en mi cara…

 

-          Eres una puta…  – Me dijo

-          ¡Y a mucha honra!  – Le respondí…

-          Mi Sassy…. Eres tal cual como te imaginé, pero te voy a doblegar, esta es tu noche y me ocuparé de que lo disfrutes al máximo, me saciaré en tu cuerpo de zorra, te enseñaré que no has tenido nunca un macho como yo que pueda contigo, te mostraré quien manda y toma las decisiones, te educaré para mi servicio y gozo sexual porque eres una perra que pide a gritos un Amo que le haga sentir el yugo y el poder que necesita para ser la sumisa que tienes que ser…

 

Ohh.. me volvió la excitación, otra vez esas palabras me estaban hinchando de nuevo todo el deseo, me envolví en un conjunto de sensaciones que no puedo explicar… miedo, rebeldía, placer, dolor, excitación…  deseos porque el verdugo me haga suya, me posea como la zorra que quiere que sea…  Quedé en el piso esperando su orden…

 

-          ¡Levántate!

 

Me levanté arrimada a la pared, volvió a alzarme el vestido y me dio 2 nalgadas más con toda su energía, que me hizo gemir de dolor, me condujo hasta que se me trabaron las piernas y me obligó a caer sentada en un mueble, como que conozco los moteles, sé que es el sillón erótico, me empujó hasta recostarme y con más cinta de embalaje me amarró a los tubos que estaban sobre mi cabeza remordiendo mi pulgar.  Le pedí que liberara mi pulgar pero no me hizo caso, para que no me doliera tanto tenía que levantar mis caderas, así mi peso no le cargaría mucho al dedo atado en aquella mala posición…

Así estuve por largos minutos hasta que al fin pude liberar mi pulgar, mientras escuchaba a mi Amo lidiar con botellas de vidrio, de rato en rato se acercaba a apretar mis senos, oh por dios… nunca nadie me había hecho sufrir de esa manera… ¡qué doloroso!

 

Mis senos, en sus manos, no fueron más que 2 pedazos de carne molida por su grosería, si hubiese tenido rellenos artificiales hubieran explotado sin remedio… ¡Cuánto agradecí mi falta de vanidad y de dinero por supuesto para no haberme puesto implantes!  Mis pezones jamás habían tenido menos respeto que un par de botones de ropa, se erizaban por su manipulación en su máxima expresión de excitación pero con el raro estímulo del dolor…  Maldito desgraciado, mientras me escuchaba gemir del dolor me decía obscenidades que me elevaban aún más mi estado de lujuria…  sin dejar de lado los apelativos de siempre… zorra, maldita puta, ahora sí demuéstrame que sirves para más que cogerte por el (PIP)…

 

Mis brazos estaban amortiguados, mis manos palpitaban por tanto forcejeo en mis intentos de escapar de su crueldad, parecía que hubieran pasado las horas más largas de la historia, asociándome el dolor al cuerpo como una nueva forma de disfrute sexual, inundando mis hormonas con información nueva, golpeando mi ser femenino como si el machismo le pudiera decir… ¿Ves? ¿Ves que no se dice de esta agua no he de beber? ¿Ves que no es tan malo como pensabas?

 

Si, ¡Si es malo! ¡me duele! Ya no resisto más… ya no quiero más… ya no soporto más…

 

-          Por favor… ya suéltame, ya no te resisto mi Amo

-          ¡Ah! no mi perra favorita, aún no, todavía te falta mucho que aprender…

 

Volví a escucharlo mover unas botellas y de repente sentí una muy helada que me puso entre las piernas, mi cuerpo se torció del frío, maldito frío… no me gusta el frío…

Luego, trabó 2 más en mi tanga en cada lado de la ingle, de paso iba helando mi cuello de lado y lado, puso otras en mi vientre, otras en la espalda, en los brazos bajo el vestido…   No aguantaba más, era demasiado para mí…  Además tengo pulgas en el culo, eso significa que no puedo quedarme mucho tiempo quieta en un solo lugar, por eso no voy al cine ni me esclavizo viendo películas tan largas…  estoy prisionera, amarrada y a mi espíritu libre le comenzó a importar un bledo la fantasía del BDSM y Tony, solo quería ser liberado de la forma más urgente…

 

Comencé a protestar..

 

-          Ya no avanzo más mi Amo, sáfame por favor…

-          ¿Qué? Mi perra se rinde, mi sumisa alzada se rinde… ¡NO! Aquí el Amo soy yo y te va a tocar continuar complaciendo a tu Amo, porque eres mi sumisa, mi perra, mi zorra favorita, no te vas a ir sin yo haberte doblegado…

 

Lo escucho beber algo, debe ser de las botellas heladas que seguían congelando mi cuerpo, mi vagina estaba adolorida de tanto hielo…  Se me acerca y besándome me da a beber cerveza, la bebo para no ahogarme, pero igualmente es tanta que se desborda de mi boca y me baña el cuello…  El frío me es insoportable…. ¡Ya no aguanto más!

 

Me repite la manipulación de los senos, me acomoda las botellas para que el frío haga su trabajo en todas partes de mi cuerpo, me da otros besos llenos de cerveza y lujuria, mordiéndome fuerte los labios…  Se pone de pie y vierte el contenido de 2 botellas sobre todo mi cuerpo, bañándome completamente de la espumosa bebida… Grito de frío…

 

-          ¡Abre la boca!

 

Obedezco su orden y otra botella desparrama su líquido en mi boca, casi ahogándome y haciéndome toser…

 

Ya me enojé, ahora sí me suelta porque me suelta, me harté, se acabó, bien, no sirvo de sumisa, qué más da, ya no me interesa, solo quiero estar durmiendo en mi casa y ahora…

 

Enérgicamente y con la seguridad en mi voz le pedí a mi Amo que me suelte porque el juego se acabó, me dijo que de acuerdo que espere que irá por la tijera…  Al rato escucho que corta la cinta de embalaje de mis manos…  Retira las botellas heladas de mi cuerpo y sus manos me levantan…

 

Quiero sacarme el tapa ojos pero no me lo permite, insisto en mi deseo de quitármelo y mi Amo lo admite…  Ya libre, sugerí ya irnos a casa… pero sin mayor explicación nos comenzamos a besar, a vernos a los ojos, el mounstro se convirtió en ser humano…

Algo brusco pero lo suficiente como para provocarme su sexo, me encanta el hombre que suaviza su mirada ante mi ternura… eso se logra solo con el contacto de ojos…

Pero es un ser indomable…

 

-          Desvísteme  – Me ordena

 

Le sonrío y procedo a desvestirlo… me saco el vestido e intento recostarlo sobre la cama… Pretendía montarlo, pero no se dejó… él controla la situación.

 

Ahora es un hermoso caballero que me sigue el paso… voy al baño a hacer un pipí, me pregunta si fue realidad la fantasía de mi relato “Cabrona”, le contesto que de toda aquella historia la única verdad es que alguien me llamó Cabrona.  Se sonríe, tiene una linda sonrisa, quiere orinar sobre mí…

 

No, no, no….  ¿Orinarse sobre mi? ¡NO!  Mis letras solo dieron pie a mi imaginación, nadie ha orinado sobre mí… ¡No!

 

Pero abre el agua de la ducha y me jala…

 

Bueno, aunque sea en agua caliente por favor, no resisto el frío por favor, por favor….

Al menos me consiente con mi pedido de no hacerme sentir frío, recibimos juntos el agua caliente que a chorros consolaba mi cuerpo del dolor, ohhh… ¡Qué delicioso consuelo era estar allí, abrazándolo como a un amante normal!  Si mi Amo supiera que en ese instante lo consideré normal seguramente me aplicaría el máximo castigo por ser la perra desconsiderada que piensa que él es como todos…

 

No, no, no… Mi Amo no es como todos, es el peor y más maldito desgraciado que he conocido en mi vida, el que me ha arrancado los gemidos más sentidos de dolor y placer…  No, él no es común, tiene la maldad del diablo y la lujuria que me enloquece, tiene los labios contaminados de órdenes, groserías y malas palabras… cosa que cuando por allí se le escapa una palabra medianamente amable me puede hacer explotar en un orgasmo con solo pensarlo…

 

Aplasta mis hombros para agacharme en cuclillas, su delicioso pene está señalándome el camino de sus endemoniados placeres, empuja mi cabeza hacia su pelvis, y su orina se escurre por mi cuello, como un perro que marca territorio, bautizándome en la carne el nombre de Sassy, su osada y puerca sumisa; las líneas de su orina tibia se quieren confundir con el agua caliente de la ducha, pero no se confunden… la siento bajar por mi pecho hasta el mismo centro de mi sexo…  como si fuera un ritual satánico que apunta al núcleo de las almas que necesita el infierno…

 

Ya no me siento amedrentada, porque se ha convertido en caballero… el caballero deseoso por hacerse dueño de mi intimidad, me voltea contra la pared, se ha puesto un preservativo y me penetra por primera vez…   Empuja gentilmente, embiste como un toro, desvirgando con su propio ser lo que le faltaba de mi cuerpo, me gira, arrima mi espalda contra la baldosa fría de la ducha y me ataca de frente…  Mi placer es cada vez mayor, observo sus gestos, su mirada perdida, su bello pecho… me sorprendo que en su juventud sea tan capaz de manejar el BDSM…

 

Le digo para enojarlo:

 

-          Un día serás mi sumiso…

 

No responde, solo me voltea bruscamente y me obliga ir al piso en posición de gateo, me sorprenden unas nalgadas, dolorosas pero tan excitantes en ese preciso momento de penetración, que siento que exploto…  Estoy en la cúspide de mi excitación…

La pasión de nuestros cuerpos nos lleva a la cama, tiene intenciones de no perderse su manjar… su placer… su mayor tesoro… Mi intimidad anal…

Protesto, no quiero, no me sirve de nada protestar, no estoy amarrada ni amordazada, pero su fuerza igual me somete y hace lo suyo… Grito de incomodidad, grito por las nalgadas que me da, grito del orgasmo que se me ha chorreado sobre las sábanas y enseguida escucho sus gemidos de maldito macho por ya haberse fluido dentro mío…

 

Descansamos sobre la cama, aún mis sensaciones confunden mis conclusiones, el dolor, el placer, la excitación, la estimulación más dolorosa que he sentido… en su conjunto no sé aún si me agrada o no…

 

Preguntas y respuestas…  No me ha impedido hacer preguntas, por lo que una conversación fluye entre nosotros, me entero más de su vida personal, es abierto al contarme sobre esa persona con la que él sintió un amor incondicional…  Lo escucho, es inteligente, me atrae su forma de ser… Quisiera saber ¿Cómo es que se dio por practicar el BDSM? Pero como no hice la pregunta, supongo que será parte de los temas que escribiré en otra historia… claro, si es que me arriesgo a salir de nuevo…

 

Nos quedamos dormidos, abrazados, hasta más o menos las 5 de la mañana…

Fui jalada toscamente, me despierto molesta, es mi Amo… quiere saciarse de nuevo… quiere tomarme de nuevo… quiere servirse de su sumisa para calmar sus deseos…

No me opongo, pero estar de acuerdo no me exime de su dominación, como su objeto sexual, como el cuerpo que desea jugarse en mis caderas con obstinación y coraje…

 

De nuevo las palmas de sus manos me golpean repetidas veces, me duele, me esquivo, le pido que no sean tan fuertes, me pone boca abajo y quiere otra vez adueñarse de mi trasero… No… Nooooo…. No…..  No quiero, me duele todo el cuerpo y no deseo lidiar con la incomodidad del sexo anal, poco le importa, soy presa de su fuerza y pasión y me penetra…  Me siento mal, ni siquiera he tenido tiempo de despertarme el líbido… Estoy molesta, pero me las tengo que aguantar hasta que mi Amo se plazca, lo cual dura varios minutos…

 

-          No, no más… esto es demasiado fuerte mí, no sirvo de sumisa… lo siento mi Amo, pero creo que no querré repetir esta experiencia…

 

Le dije, mientras me ponía los zapatos, me contestó:

 

-          Serás tú quien le ruegue a tu Amo que te azote, serás tú misma la que te pondrás en bandeja de plata para que yo me encargue de seguir disciplinándote mi Sassy, mi perra… mi sumisa…  Serás tú la que suplicarás mis castigos y cuando eso pase seré yo quien te castigará sin compasión para que vuelvas a suplicarme perdón y yo poseyendo tu cuerpo de cabrona sumisa te perdonaré…

 

Uyyyyyy…  mejor no hablar más…  Muy seguro estaba él de lo que decía, pero de todas maneras no creo que yo sea tan loca como para dejarme secuestrar de nuevo con esos propósitos de tanto dolor, sufrimiento, gemidos… y placer.

 

Nos alistamos ya para abandonar el motel, observo algunos rollos de soga de color verde, un artículo de cuero negro con mango y tiras… parece que eso es para azotar, veo otro objeto como de madera…  y otras cosas pero no determino qué es pues mi Amo se las guarda diciéndome que no me merezco ni conocerlas, pues no he sido valiente para probarlas…

 

Ya estaba de salida, tampoco quería conocer más y no iba a desafiar ni renegar, porque eso quizás le daba la idea a mi Amo de continuar con el juego… y yo solo quería irme a casa…

 

Estoy tan cansada, tan agotada, tan adolorida que solo quiero llegar a abrazarme de mis gatos y dormir…  Mi Amo me deja en la puerta de mi casa, me manosea, me pellizca, hasta el último me ha hecho gemir de dolor.  Me ordena que me de vuelta, quiere darme la última nalgada… Pero desembarco enseguida y entro a mi casa…

 

Se acabó mi experiencia BDSM…  No sé lo que siento, la humillación es como las 2 caras de una misma moneda, si sale cruz tendrás tu castigo… si sale cara… tendrás tu castigo…  La humillación es cruel, es devastadora para la autoestima… puede hacerte llorar si no estás seguro de lo que vales, con esta experiencia he comprobado que mi autoestima está en muy buen nivel… He comprobado mi fortaleza, si, es cierto, no resistí nada más que tal vez una cuarta parte de lo que mi Amo tenía planificado para mí, pero lo que hice es una gran hazaña QUE NO VOLVERÉ A REPETIR…

 

Bueno, mejor con letras minúsculas…. Que no volveré a repetir…  No, mejor ni con mayúsculas ni minúsculas, no puedo aseverar nada porque me siento tan extraña…  Las palabras de mi Amo se me repiten en mi cabeza…. “Serás tú quien le ruegue a tu Amo que te azote, serás tú misma la que te pondrás en bandeja de plata para que yo me encargue de seguir disciplinándote mi Sassy, mi perra… mi sumisa…  Serás tú la que suplicarás mis castigos y cuando eso pase seré yo quien te castigará sin compasión para que vuelvas a suplicarme perdón y yo poseyendo tu hermoso cuerpo de cabrona sumisa te perdonaré…”

 

Algo cambió en mi interior, mi mente piensa de otra manera, mi cuerpo adolorido rememora esos momentos y se enciende…  No comprendo lo que me ocurre, tengo que escribirlo para poner cada cosa en su lugar, para darle claridad a mis pensamientos…

Porque han pasado 2 días y mi Amo me ha enviado esos mensajes “tan cariñosos” que me tienen todo el tiempo en estado de excitación…

 

Fue una experiencia perfecta, desde el inicio hasta el final, satisfizo mi fantasía de ser secuestrada… aunque no estaba planeado… y la de saber si acaso sirvo de Sumisa… si acaso sirvo para ser el perro de alguien… pero creo que me faltan respuestas… Solo sé que si, que efectivamente el dolor proporciona un placer distinto, la humillación es el ingrediente principal solo si tu autoestima no olvida por nada del mundo su verdadero valor y el sacrificio personal por complacer al Amo es definitivamente incomprensible pero muy placentero.

 

Y afortunadamente tuve un buen maestro de BDSM… ¡Gracias Tony!

 

Pero….   ¿Será que suplicaré por una segunda cita?

 

 La Qka

Tu alma de guerrera contiene la rudeza
de quien cae, levanta, cae y vuelve a levantar…
Eres la heroína de la vida,
Allí donde tus luchas te dan la gloria,
aunque venzas, aunque pierdas,
en la realización de tus sueños está la Real Victoria.
Tu figura femenina es todo un enigma,
en aquel mundo masculino donde se van de bruces…
más, tú te luces,
mujer que besa el cielo, mujer que besa el piso,
mujer que empuña el arte cual acróbata de rizo.

Los Guantes de Qka
2.png8.png8.png5.png8.png4.png
Hoy42
Ayer97
Esta semana507

Saturday, 21 September 2019