11 November 2015

Quizás no merezco nada

Category: Amor

Quizás no merezco nada… tan solo el estrato de un amor que se jacta en mi piel, de una historia tan larga pero tan breve a la vez porque no la dejo crecer…  Quizás no merezco ni la costra de las heridas que de querer en querer  me han inutilizado las herramientas de la confianza y la fe.

Quizás no merezco nada… más que tu cabello ensortijado que se pierde entre mis dedos cuando me amas en instantes tan eternos, donde el aura de mi utopía reina en mi cuerpo cual flama enamorada.  Quizás, el bandolerismo de tus ojos oscuros, logran dominar mis gustos más eclipsados, en el lecho, donde el traficante tiene bien entendido que hurtarle las riquezas a una dama sin recato… tiene el perdón del cielo y la anuencia de su poder al tacto.

 

Quizás no merezco nada… cuando tus labios de cuarenta y pico de años no se insultan con la inexperiencia inescrupulosa y frígida, con la cual me besas el peligro… de desafío en desafío… hasta que los cucos ensamblados de mi alma ceden a la paciencia de tu cama.

 

Quizás, aquella lengua que no dice nada… me merma, me caza, me intuye, me abraza… en salivas de ríos que fluyen obscenos en espera del acontecimiento exacto por el cual me quedaría a tu lado.

 

Quizás no merezco nada… más que mi absurda soledad que ni yo misma la entiendo, la que llenas con tu incondicional presencia, asumiéndote el jinete que puede domar esta yegua, en oposición a la radical postura de una mujer emancipada.  Quizás, poco te importe mi vuelo, pues cuando estás conmigo me figuras mi propia jaula… donde mi libre albedrío es más preso de mí… que lo que podría ser yo de ti.

 

Quizás no merezco nada… ni las huellas que a tu paso le marcas a mi espalda, ni los besos que te clavan a mi letal garganta, ni las caricias que doblegan la rebeldía de mi vientre…  Quizás, ahuyentaría tu hermosa alevosía, solo si entendieras que anido en nidos diferentes, que la fidelidad no es lo mío…  Que no merezco ni siquiera que desistas…

 

Quizás no merezco nada… ni la vitalidad de tus movimientos de hombre, ni la desfachatez de tu corazón ilusionado, ni la dura tarea de que te marches o te quedes a mi lado... Aquella forma sutil de brindarme tu tierno cariño, las canciones que sabotean tus sueños me hacen temblar del amor que deseo, me hacen palpitar de sentimientos no planeados, me hacen recordar otra vez… que el amor duele…

 

Quizás tengo terror de mi capacidad de amarte, quizás sería mejor simplemente seguir pensando que… quizás no merezco nada, que no merezco tu amor ni el de nadie.

 

 

 

La Qka

Tu alma de guerrera contiene la rudeza
de quien cae, levanta, cae y vuelve a levantar…
Eres la heroína de la vida,
Allí donde tus luchas te dan la gloria,
aunque venzas, aunque pierdas,
en la realización de tus sueños está la Real Victoria.
Tu figura femenina es todo un enigma,
en aquel mundo masculino donde se van de bruces…
más, tú te luces,
mujer que besa el cielo, mujer que besa el piso,
mujer que empuña el arte cual acróbata de rizo.

Los Guantes de Qka
2.png8.png8.png5.png8.png6.png
Hoy44
Ayer97
Esta semana509

Saturday, 21 September 2019