03 January 2015

MIS 3 AMORES

Category: Amor

10… 9… 8… Y yo estoy en la terraza de mi sencilla casa rentada de Tababela, esperando al nuevo año con muchas ilusiones y esperanzas… 5… 4… 3… mis manos nerviosas dejan caer el cigarrillo y buscan enlazarse a la de alguien a mi lado… 2… 1… ¡FELIZ AÑO NUEVO!

 

Y los primeros segundos del 2015 me pillaron infraganti con los sentimientos más revoltosos que el cielo lleno de ruidos y juegos artificiales, ni siquiera hacía frío pero mi cuerpo encontró un calorcito, nuevo pero tan familiar, en el pecho de un amigo que me acompañó a estar sola… Creo que empiezo a entender a Ricardo Arjona.

 

Me embarga una felicidad distinta, como si las emociones de toda la humanidad quisieran reventar mi corazón, me siento parte de las alegrías y las nostalgias del mundo, recordando por breves episodios mentales, a aquellos amigos cercanos que han sufrido pérdidas o que se han ido… porque la muerte anda rondando por ahí…

 

Pero es un año nuevo… habrá que comenzar de cero, contando los días para alcanzar objetivos, descontando los días que nos quedan para estar vivos… Y es que a esta edad, no es muy grato tener más de 40 años…

 

Y estaba allí, en la terraza de mi casita en Tababela, cumpliendo el deseo original de exprimir mis sensaciones justo a las 00h00 cuando se pasa de un año al siguiente, solo que acompañada del amigo que conozco virtualmente hace un par de meses y frente a frente hace un par de semanas.

 

- ¿Qué harás el 31 de Diciembre?

 

- Me preguntó a un día del fin de año

 

- Pasaré en la terraza de mi casita en Tababela

 

- ¿Sola?

 

- Pues si… sola como siempre. ¿Y tú?

 

- Igual, Solo como siempre… ¿Te podré acompañar?

 

- Ehh… Hummm… Esteeeee… No lo sé…

 

- Respondí con el chip de la privacidad activado

 

- Quisiera aprovechar las horas de soledad para escribir mis tonterías.

 

- Prometo no molestarte, podrás trabajar que ni me sentirás…

 

- Aseguró Licano para convencerme.… podrás trabajar que ni me sentirás…

 

¿Qué grosería es esa? ¿Cómo se puede trabajar con un hombre delicioso cerca? ¿Acaso es posible que un cuerpo tan hermoso pase desapercibido? ¿Cómo se supone que voy a escribir nada si lo veré andar desnudo por la casa con el precioso espécimen que tiene?

 

Ohhhh… ¡Si! Y sé de lo que hablo, porque justo eso mismo fue mi regalo de Navidad… Aquella noche llegó como una sorpresa con pies, derechito a mi cama… Lo desenvolví con algo de sensualidad y me encontré con un hambriento lobo en busca de una cueva ¡Mi cueva! donde se hizo y se deshizo muchas veces… Aún me duele el exceso sexual….

 

¿Y con tremendo antecedente pretende no hacerse sentir mientras trabajo?

 

Así que no estaba segura de que iba a trabajar sin sentirlo, sin embargo, si sus palabras eran una promesa pues se cumplió, porque el traqueteo que tuvimos la primera vez finalmente me dejó fuera de servicio hasta hoy… Y es que… ¡Que traqueteo! Fue un traqueteo de 4 días…

 

Mmm… déjenme y les cuento…

 

El 25, cuando Cristo supuestamente habría nacido hace 2014 años, pacté una cita con Licano. Llegó con su cabello de risos húmedos y una mirada penetrante, abrazándome la soledad entre besos y palabras dulces… como si fuese un viejo amor, de esos que se reconocen al instante, de esos que ameritan la parada técnica del tren so pretexto de recoger a un singular pasajero…

 

Así fue… Llegó el hombre del shibari, bajo ropas oscuras y el arte de los nudos en las manos, llegó a mi vida de repente, con ese paso discreto y el fuerte olor de su chaqueta de cuero… ¿Que si temblé?... Un poquitín… Y menos mal que fue un poquitín para ahorrarme todo lo que temblé cuando llegó Quin, mi otro amigo sentimental…

 

No pues…. Es fascinante que a una la visiten por Navidad, pero también, no solo que es fascinante sino muy estremecedor, que los regalos vengan de dos en dos y que no estén decorados con lazos ni tarjetas sino con un poco de cuerdas e intenciones indecentes. ¡No pues! Licano y Quin me pusieron realmente nerviosa, al punto que decidí beber un poco de alcohol para relajarme.

 

Quin… mi amigo y amante, iba a ser testigo de otra aventurilla de las mías… Y Licano… mi nuevo amigo y amante, comenzaría a significar mucho más que una simple aventurilla…

 

Recostados cómodamente sobre mi cama, conversábamos de diferentes asuntos. Licano nos contaba algo de sus experiencias personales e intercambiábamos opiniones, creía que aún me faltaba un poco de vodka cuando Quin se aproximó para sacarme el sostén… haciéndolo suavemente mientras me miraba a los ojos. Su morbo me inquietó mucho más, porque observaba en el brillo de sus pupilas, su deseo de verme caminar desnuda, con la mirada apaciguada, entregada a la voluntad de dos varones ansiosos de gozarme.

 

Licano solo observaba, lo que quizás pueda ser un ritual de concesión, en el que un hombre le entrega su mujer amante a otro hombre… Poco a poco, mi piel se expuso al gusto de los dos y en un entorno de besos violetas, me sentí poseída por la masculinidad presente entre respetables miembros viriles e insensibles sogas que inmovilizaron mi cuerpo de una u otra manera.

 

Como verán… mi regalo de navidad fue espectacular… pero ahí no termina la cosa.

 

Luego de aquel mágico trío, Quin se despidió dejándome a disposición de un Licano no solo extremadamente sexual sino sensible y cariñoso, comenzando una noche en la que todo un universo se dedicó a enamorarme, entre sometimientos, besos y frases que se quedarán por siempre en mi memoria… Amando a un recién conocido, como si el hábito de amarlo ya hubiese estado en mí hace millones de años…

 

¡Qué cosas tan raras que tiene la vida!

 

Y por 4 días… acogí entre mis brazos al espíritu de un niño necesitado de amor, en mi útero al hombre necesitado de pasión y en mi corazón a todas las formas posibles para hacerlo feliz… sabiendo que esta felicidad es maravillosamente eterna para el alma, aunque tal vez no sea igualmente eterna para su carne, pues la muerte anda rondando por ahí toda pretenciosa como si no pudiéramos batallarla.

 

Y me encontraba recibiendo al nuevo año desde la terraza de mi casa en Tababela, abrazando a Licano en una contradicción de alegría y tristeza; una triste alegría o una alegre tristeza, hizo de nuestro compartir una experiencia inolvidable. Disfrutando de la ternura de un hombre bello y de su nato don de seducir.

 

El 31 de Diciembre fue especialmente conmovedor para mí, porque además, pude encontrarme con otro amigo muy querido de quien también estoy enamorada, un hombre alado que sobrevuela los males de la tierra con un valor impresionante, como un Ángel… Lo vi y le di los besos y las caricias que esperaban, casi impacientes, por mimar su ser. Mi ángel, mi bello ser humano, a quien le profeso una profunda admiración y un cariño sin fin, también es uno de los 3 hombres que han emputecido a mi corazón con tantos sentimientos.

 

Y los juegos pirotécnicos se lucen en la oscuridad del cielo y una cantidad de energía amorosa fluye dentro mío para celebrar que amo al hombre dividido en 3… a Ángel, a Quin y a Licano… Abriéndome la puerta resplandeciente de un Poliamor que no lo entiende cualquiera… que no lo entiendo ni yo misma…

 

E ingreso paso a paso hacia lo desconocido, hacia un Amor de otro nivel, donde se placen los sentidos al tacto físico y se multiplican las emociones para querer…

 

¡Qué cosas tan raras tiene la vida!

 

¿Será que dios no pudo conseguir todo lo que le pedí en un solo hombre que me lo mandó en 3 partes? ¿Será que me estoy volviendo loca o que realmente tenga la capacidad de hacer feliz a 3 hombres a la vez?

 

No obstante, lo más hermoso de todo esto, es que no hay engaños ni cartas bajo la manga…

 

- Te adoro mi amor…

 

- Me susurra el hombre más tierno de los últimos tiempos

 

- Yo también te adoro mi Licano hermoso…

 

- Le respondo completamente convencida de que eso es lo que siento. Nos sonreímos y me llena el alma de ver su rostro iluminado por la Luna, sus gestos regocijados en el confort inusual de un cariño nacido hace tan pocos días y decidimos subir el colchón a la terraza para amanecer a la intemperie.

 

Nos decíamos cositas dulces al oído, con el precioso paisaje de nubes y una que otra estrella arriba, nos tocábamos bajo las cobijas hasta que llegó Quin a hacernos compañía.

 

Y así, amanecí al Primero de Enero con un amor a cada lado, besando al uno, besando al otro, abarcando con mis brazos la espalda de mi adorado Quin mientras mis piernas se acurrucaban entre las de mi adorado Licano. No hicimos el amor como hubiera sido debido, pues como les dije, el traqueteo de Navidad me dejó fuera de servicio… pero juntos miramos un firmamento que no sé si era tan magnífico como todo lo que sentía yo por dentro… y me reconocí enamorada de 3 hombres al mismo tiempo.

 

- Estoy enamorado de ti…

 

- Yo también…

 

- ¡Te quiero!

 

- ¡Yo también!

 

En términos tradicionales, esta confesión implicaría matrimonio, compromiso y exclusividad…

 

En términos poliamorosos, esta misma confesión se quedaría solo con la virtud del compromiso: el compromiso de la lealtad, de amar sin temor a ser engañados, sin importar si te acuestas con alguien más, dejando que el corazón se exprese en libertad…

 

Porque son las personas las que se generan sufrimientos por esclavizar al Amor, cuando sería mucho mejor entender que el Amor… simplemente se libera en las personas.

 

La Qka

Tu alma de guerrera contiene la rudeza
de quien cae, levanta, cae y vuelve a levantar…
Eres la heroína de la vida,
Allí donde tus luchas te dan la gloria,
aunque venzas, aunque pierdas,
en la realización de tus sueños está la Real Victoria.
Tu figura femenina es todo un enigma,
en aquel mundo masculino donde se van de bruces…
más, tú te luces,
mujer que besa el cielo, mujer que besa el piso,
mujer que empuña el arte cual acróbata de rizo.

Los Guantes de Qka
3.png2.png4.png6.png7.png9.png
Hoy12
Ayer80
Esta semana92

Tuesday, 09 March 2021